Derechos Humanos y pandemia en las Américas

21/10/2020
Our Movement

El pasado martes 13 de octubre la FIDH y sus organismos en las Américas organizaron el Webinar “Derechos Humanos y pandemia en las Américas: Transformar profundamente nuestras sociedades o hundirse en una crisis durable”, que contó con la presencia de Luis Yáñez, Oficial a cargo de la Secretaría de la Comisión de la CEPAL, y Francisco Calí Tzay, Relator Especial sobre los derechos de los pueblos indígenas ante la ONU, entre otros.

En este foro, se expusieron recomendaciones dirigidas expresamente a los gobiernos de los Estados en las Américas. Estas recomendaciones proponen soluciones y alternativas a las problemáticas vinculadas a los impactos que la pandemia ha tenido en las sociedades de todo el continente, en la democracia y en el Estado de Derecho.

Hacemos un llamado a los Estados miembros de la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos, cuya 50ª sesión está llevándose a cabo estos días, a incorporar estas recomendaciones en sus participaciones y objetivos.

• Reposicionar el rol del Estado: más inversión social y sistema de salud universal.

◦ Basar las políticas públicas de lucha contra el impacto de la crisis del covid-19 en las obligaciones de derechos humanos de los Estados.
◦ Seguir las recomendaciones de la OMS y la PAHO.
◦ Implementar una cobertura de salud universal con el fin de alcanzar lo estipulado en el objetivo número 3 de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.
◦ Adaptar los planes de emergencia y políticas públicas para que incluyan las necesidades de las poblaciones vulnerables.
◦ Redistribuir justamente los productos y tecnologías de salud esenciales, en particular una vacuna abordable.
◦ Asegurar que las personas trabajadores cuenten con ingresos y medios de subsistencia necesarios para enfrentar la pandemia.
◦ Asegurar que las empresas dispongan los medios de bioseguridad y protección necesarios para salvaguardar la vida y la salud de las y los trabajadores.
◦ Adoptar medidas urgentes para descongestionar las cárceles y evitar contagios masivos entre la población carcelaria, por ejemplo, mediante el indulto humanitario y masivo a todos los internos con enfermedades terminales, a todos los adultos mayores de 60 años, libertad pura y simple a todos los internos con medida de coerción consistentes en pago de garantías económicas, etc.
◦ Garantizar el acceso a alimentos adecuados, saludables y sanos en los planes de alimentación de emergencia.
◦ Disponer la transición a un sistema de soberanía alimentaria.
◦ Cuando determinadas restricciones a algunos derechos durante la pandemia sean necesarias, éstas deben ser proporcionales al objetivo, limitadas en el tiempo y no discriminatorias. En ningún caso deberán transformarse en una nueva normalidad o servir para la acumulación de poder de ciertas autoridades.
◦ Abordar las deficiencias estructurales de los servicios públicos que inciden en las desigualdades.
◦ Brindar una canasta básica digital para garantizar la inclusión digital universal para garantizar el acceso a la educación y a la medicina, ejercer los derechos sociales o hacer efectiva la participación ciudadana, entre otras.
◦ Desarrollar planes de recuperación con creación de empleo, sustentados en acción climática, sostenibilidad ambiental, soluciones basadas en la naturaleza e infraestructura básica en zonas rurales y urbanas.
◦ Formar pactos políticos y fiscales para una protección social universal, progresiva y redistributiva.
◦ Fomentar la cooperación regional y reforzar la solidaridad internacional, fundamental para reconstruir mejor con base en valores comunes y responsabilidades compartidas en pro del progreso para todos.

• Justicia fiscal: Políticas fiscales redistributivas para combatir la agudización de la desigualdad y el aumento de la pobreza extrema.

◦ Poner en marcha reformas tributarias diferenciales equitativas y redistributivas que consideren impuestos a los grandes patrimonios y solicitar la contribución de las grandes empresas y grupos financieros para combatir la pandemia e implementar una renta básica universal.
◦ Extender el ingreso básico de emergencia por 12 meses a toda la población en pobreza (1 línea de pobreza que equivale a 147 dólares).
◦ Adoptar medidas que eviten la evasión y elusión fiscal y que mejoren los procesos de recaudación de impuestos.
◦ Ampliar los plazos y períodos de gracia en los créditos a Mipymes, sin intereses por 2 años para asegurar el derecho al empleo.

• Priorizar la vida y no la deuda: se requiere la suspensión de la deuda externa y de sus intereses, evaluando aquellas que deberían ser anuladas.

◦ Poner en marcha discusiones y acciones conjuntas que giren en torno a una suspensión inmediata de la deuda externa y de sus intereses.
◦ Erogar los financiamientos para enfrentar la emergencia sanitaria que generen más deudas.
◦ Promover políticas fiscales y monetarias expansivas que sostengan un periodo más largo de gasto para cumplir con los derechos económicos y sociales, incluyendo la salud, educación, alimentación, agua y vivienda.

• Corrupción sistemática y covid-19: mayor monitoreo de los gastos públicos destinados a combatir la pandemia.

◦ Confrontar, investigar y sancionar los altos niveles de corrupción sistemática y captura de estructuras del Estado por élites cleptocráticas, crimen organizado o empresas.
◦ Poner en marcha mecanismos de monitoreo y rendición de cuentas que permitan ejercer un control sobre los rubros destinados a combatir el covid-19.

Vea aquí el video completo: https://www.youtube.com/watch?v=s2Ki6vMNJAU&feature=youtu.be

Leer más
mouvement