La FIDH llama a las autoridades peruanas a poner fin a las violaciones de derechos humanos vinculadas a las actividades de las empresas

En un contexto social sumamente tenso se inauguró el día lunes 9 de julio el Seminario Internacional organizado por la Asociación Pro Derechos Humanos (APRODEH) y la Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH). En las últimas semanas, conflictos vinculados a proyectos mineros han ido en aumento. En solo un año, estos conflictos, caracterizados por un uso desproporcionado de la fuerza por parte de la policía contra las comunidades locales, han causado la muerte de quince personas y dejado muchos heridos.

“Los temas tratados en este seminario están estrechamente vinculados con la situación actual en Perú. Estamos profundamente preocupados por la evolución de algunos de los conflictos vinculados a las actividades de empresas internacionales”, ha declarado el jefe del gabinete del Ministro de Ambiente de Perú, en la sesión inaugural de este Seminario, añadiendo que las conclusiones del evento internacional alimentarán la discusión sobre políticas que se vienen definiendo en el Perú.

El seminario internacional ha reunido representantes de grupos de derechos humanos de todos los continentes, representantes de la sociedad civil peruana, oficiales del gobierno, miembros del parlamento de Perú, embajadas y representantes de empresas transnacionales.

En los últimos diez años, el marco internacional de la responsabilidad de las empresas se ha desarrollado como resultado de las demandas de la sociedad por una mayor transparencia y responsabilidad de los actores no estatales. En paralelo, la creciente influencia económica de los países BRICS como China y Brasil representa nuevos desafíos, y las violaciones de derechos humanos cometidas por las empresas continúna, al igual que la represión contra los que protestan contra los proyectos de inversión.

A pesar de las medidas recientes, como la adopción de los principios rectores de las Naciones Unidas, han abierto puertas para el diálogo, impulsando la agenda en materia de derechos humanos y empresas, en la actualidad no existe consenso sobre lo que estas normas significan realmente y como deberían ser implementadas, dejando espacio para diversas interpretaciones. La necesidad de prestar atención al derecho de las víctimas a la reparación integral fue destacado como uno de lo asuntos más subestimados y poco entendidos.

Entre las estrategias para enfrentar estos desafíos, los participantes discutieron el desarrollo de un marco legal más vinculante, por ejemplo a través de la legislación de los estados de origen de las empresas multinacionales regulando sus actividades en el exterior. “Tenemos que adaptar nuestras prácticas a esta nueva realidad”, declaró un representante de la empresa de industria extractiva AngloAmerican, refiriéndose al Dodd Franck Act en los Estados Unidos. “Vamos a dedicar los próximos 2 días a afinar las estrategias para responsabilizar a las empresas por las violaciones de derechos humanos y del medio ambiente. Más que nunca, el contexto peruano nos muestra que las tensiones entre desarrollo y derechos humanos tiene un costo que ya no se puede ignorar” concluyó Francisco Soberón, Director de APRODEH, organización miembro de la FIDH en Perú.

Leer más
communique