Consejo de DDHH reitera condena por permanentes violaciones de derechos humanos en Nicaragua

Comunicado Conjunto

París-Managua — Los Estados miembros del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, condenaron una vez más las graves violaciones cometidas en Nicaragua desde el inicio de la crisis sociopolítica de abril de 2018. La FIDH y su organización miembro, el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH), acogen con beneplácito la resolución- aprobada por 20 votos a favor, 8 en contra, 18 abstenciones- que reafirma el compromiso por parte de la comunidad internacional con las víctimas de la represión y mantiene un valioso precedente de acuerdo a las resoluciones aprobadas en marzo de 2019 y junio de 2020.

"Esta nueva resolución del Consejo de Derechos Humanos recoge el trabajo permanente de las organizaciones de derechos humanos nicaragüenses que han denunciado las graves violaciones de derechos humanos y han acompañado a las víctimas de la represión. La represión en el país continua pero ante ella, la lucha de la sociedad civil se mantiene hasta lograr justicia y una Nicaragua libre y en paz."

expresó Vilma Núñez, Presidenta del CENIDH.

El texto aprobado en Ginebra marca un punto de quiebre al condenar enérgicamente la agudización de la represión en el país, instando al Estado de Nicaragua a combatir la impunidad y a buscar justicia para las víctimas de violaciones de derechos humanos, considerando necesario que se lleven a cabo investigaciones independientes e imparciales sobre las múltiples formas de represión y violencia, incluidas las “presuntas” ejecuciones extrajudiciales ocurridas en el contexto de 2018 y denunciadas anteriormente por varias organizaciones de derechos humanos. [1]

"La situación en Nicaragua sigue siendo crítica. La resolución de hoy, pone en evidencia el descontento internacional frente a la continuidad de las violaciones de derechos humanos en el país y la impunidad reinante. Nicaragua necesita de la solidaridad y acompañamiento internacional."

expresó Jimena Reyes, Directora para las Américas de la FIDH.

Entre 2018 y 2021, la represión se ha recrudecido en el país, especialmente en contra de los periodistas y medios de comunicación independientes, incluyendo también, la persistencia de detenciones arbitrarias, las múltiples violencias contra los pueblos indígenas y afrodescendientes [2] , el aumento de los feminicidios, y la criminalización constante contra las personas y organizaciones de derechos humanos y la usurpación de sus bienes y la cancelación arbitraria e ilegal de sus personerías jurídicas. [3]

Desde la FIDH y el CENIDH, reiteramos la necesidad del regreso de las organizaciones internacionales de derechos humanos en el país, como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y la Oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH). Asimismo, los Estados miembros del Consejo de Derechos Humanos expresaron su grave preocupación por el amplio alcance de las recientes leyes aprobadas que restringen aún más las libertades de asociación y de expresión, todo esto, yendo en contravía de los estándares internacionales de derechos humanos.

Finalmente, la resolución acoge las recomendaciones de la OACNUDH, reforzando su mandato e incorporando dos actualizaciones durante las próximas sesiones de este año, añadiendo otra que estará seguida de un diálogo interactivo, para que la OACNUDH evalúe el proceso electoral que se llevará acabo en noviembre. El documento resalta la necesidad de poner en marcha reformas electorales que garanticen elecciones libres, justas, transparentes, y representativas de acuerdo con los estándares internacionales.

Con esta resolución se reafirma el precedente por parte de la comunidad internacional, de acompañar y expresar su solidaridad con las organizaciones de derechos humanos y la población nicaragüense.

Leer más
communique