Resolución de emergencia sobre la situación de los derechos humanos en Guatemala

31/05/2013
Comunicado
es fr

38° Congreso de la FIDH
23-27 de mayo de 2013
Estambul (Turquía)

El 20 de mayo de 2013, la Corte de Constitucionalidad de Guatemala anuló ilegal y arbitrariamente parte del debate en el juicio contra el ex dictador General Efraín Ríos Montt por la masacre a más de 1700 indígenas del área Ixil bajo su gobierno de facto entre 1982 y 1983. Había sido condenado el 10 de mayo de 2013 a 80 años de prisión por genocidio y crímenes contra los deberes de humanidad por un tribunal nacional que escuchó más de cien testimonios, principalmente de hombres y mujeres indígenas.

Recordando las masacres y otras graves violaciones cometidas contra la población indígena guatemalteca durante la dictadura del General Efraín Ríos Montt, corroboradas en la jurisprudencia e informes del Sistema Interamericano de Derechos Humanos, y por los informes de la Misión de Verificación de las Naciones Unidas en Guatemala (MINUGUA), el Informe de la Comisión de Esclarecimiento Histórico así como el informe del Proyecto Interdiocesano de Recupación de la Memoria Histórica (REMHI);

Reiterando que estos hechos constituyen crímenes internacionales y por lo tanto no prescriben y no son amnistiables;

Lamentando que luego de más de 30 años los máximos responsables por estos hechos se mantienen en la impunidad en clara violación al derecho internacional y en particular, del derecho de las víctimas a la verdad, la justicia y la reparación;

Recordando que el pleno respeto a los derechos humanos de los pueblos indígenas sigue siendo una tarea pendiente de la transición guatemalteca y un componente incumplido de los Acuerdos de Paz de 1996;

Reconociendo el esfuerzo, empeño y compromiso de las víctimas, abogados y defensores de derechos humanos por contribuir a establecer las responsabilidades por estos hechos, y con ello procurar el fortalecimiento del estado de derecho en Guatemala;

Conscientes de que el proceso contra el ex dictador Ríos Montt ha visto múltiples escollos, desde la persecución judicial contra la Fiscal General por impulsarlos, la presentación de docenas de recursos como táctica dilatoria por parte de la defensa, recusaciones contra los jueces y ataques verbales contra quienes han mostrado su apoyo al combate a la impunidad;

Constatando que el proceso contra el General Ríos Montt es un hito histórico que lamentablemente ha sufrido las múltiples barreras que enfrenta la justicia guatemalteca para combatir la impunidad;

Lamentando la decisión ilegal y arbitraria de la Corte de Constitucionalidad del 20 de mayo de 2013 que anuló parte del juicio y la condena de 80 años de carcel en contra del general Efrain Rios Montt por genocidio y delitos contra los deberes de humanidad;

El 38º Congreso de la Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH) se solidariza con el pueblo Ixil guatemalteco, todas las víctimas de la dictadura, las víctimas que prestaron su testimonio en este juicio y los abogados y defensores de derechos humanos que han luchado incansablemente por el combate a la impunidad;

El 38º Congreso condena a los responsables de crímenes internacionales cometidos en Guatemala y lamenta que las debilidades del sistema judicial guatemalteco sean abusadas para asegurarles impunidad;

El 38º Congreso, invocando los compromisos internacionales asumidos por Guatemala, exige al Estado que se garantice el derecho a la justicia del pueblo Ixil y de todos los guatemaltecos a través del fortalecimiento de su sistema judicial, principalmente, la imparcialidad e independencia de los jueces en todas las instancias.

En particular, exige que se asegure la participación libre y la seguridad de quienes han contribuido con la justicia al prestar testimonio contra el ex dictador, y que se reanude el proceso lo más pronto posible y con el debido respeto a los estándares internacionales de justicia por crímenes de tal magnitud.

Leer más
communique