El Salvador: Irrupción de Bukele y militares en la Asamblea Legislativa es una afrenta a la democracia

12/02/2020
Comunicado
en es

París, San Salvador, 12 de febrero de 2020.- La FIDH - Federación Internacional de Derechos Humanos- junto a sus organismos miembros abajo firmantes, rechazan enfáticamente la reciente incursión el domingo pasado del presidente de El Salvador Náyib Bukele junto a un escuadrón militar en la Asamblea Legislativa de su país, en un acto claro de amedrentamiento con el fin de presionar para que le sea aprobado un préstamo de la banca gestionado por su presidencia.

La precipitada irrupción en la Asamblea, además de constituir un abierto ataque a los pilares de un Estado de derecho y a los principios básicos de la democracia basada en la separación de poderes y el respeto a los mecanismos para evitar el abuso del poder, Bukele, le ha dado un ultimátum a la Asamblea Legislativa para que se produzca tal aprobación, bajo la amenaza de recurrir a otros métodos, como por ejemplo disolverla.

Resulta asimismo preocupante la premura con la cual Bukele intenta que se apruebe el préstamo de US$109 millones, cuyo financiamiento proviene del Banco Centroamericano de la Integración Económica, y que tiene como objetivo modernizar el equipamiento de la Policía Nacional Civil y de las Fuerzas Armadas.

Este tipo de acciones resultan claramente inaceptables. Por ello, instamos de manera urgente al gobierno de El Salvador para que cese de forma inmediata y definitiva todo tipo de presiones hacia la Asamblea Legislativa, así como a desechar toda amenaza de intervenciones ajenas a la democracia y al orden constitucional.

La FIDH y sus organismos miembros estarán atentos al desenvolvimiento de los acontecimientos en El Salvador, confiando que el gobierno se abstendrá de llevar a cabo nuevas actuaciones que afecten la vida institucional, la paz, la democracia y el respeto de los derechos humanos.

Leer más
communique