Un Ex Coronel condenado por un tribunal americano por crímenes de lesa humanidad cometidos durante la guerra civil en El Salvador

06/12/2005
Comunicado

La Federación Internacional de los Derechos Humanos (FIDH) acoge con gran satisfacción la condena impuesta al Coronel Nicolás Carranza, ex Vice Ministro de Defensa y Director de la Policía de Hacienda de El Salvador, quien ha sido encontrado culpable por torturas, asesinato y otros delitos de lesa humanidad en una Corte civil en Memphis, Tennessee, Estados Unidos de Norteamérica el pasado 18 de noviembre.

En efecto, Nicolás Carranza fue comandante en jefe de las operaciones seguridad a principios de los años 80, época en la cual se desató en este país centroamericano, una guerra sucia en contra de dirigentes civiles y especialmente en contra de maestros, campesinos, líderes religiosos, defensores de derechos humanos y dirigentes políticos. Asimismo, fue asalariado de la CIA, hecho que el mismo admitió en la Corte y fue confirmado también por el ex embajador de Estados Unidos en El Salvador Robert White. En 1983, el entonces Vice Ministro Eugenio Vides Casanova, otorgó la dirección del conocido cuerpo represivo de la Policía de Hacienda a Nicolás Carranza, un cuerpo de seguridad famoso por su dureza para tratar a los prisioneros sospechosos de colaborar o trabajar para las guerrillas y por realizar operaciones encubiertas con escuadrones de la muerte.

Carranza obtuvo la ciudadanía americana en 1991, país donde fue demandado por varios sobrevivientes de torturas y malos tratos y por familiares de detenidos asesinados a inicios de la década de los años ochenta.

Nicolás Carranza ha sido encontrado culpable en 4 de los 5 casos que fueron a juicio y deberá pagar una indemnización de 2 millones de dólares a los demandantes.

La FIDH apoya esta sentencia como una muestra más de que es posible hacer avanzar la justicia universal y de que se cierran cada vez más las fronteras a la impunidad a muchas regiones del mundo contra aquellos que han cometido o cometen graves violaciones de derechos humanos o crímenes contra la humanidad.

La FIDH se felicita de esta decisión que representa una esperanza para las miles de víctimas que han sido objeto de graves violaciones a los derechos humanos en El Salvador y espera que los propios operadores judiciales salvadoreños investiguen y juzguen los crímenes contra la humanidad allí cometidos, que no son objeto ni de prescripción, ni de amnistías, ni de indultos, como claramente lo ha establecido la Corte Interamericana de Derechos Humanos y el Comité del Pacto de Derechos Civiles y Políticos de las Naciones Unidas.

Leer más
communique