FIDH y CAJAR ¿víctimas de chuzadas? Rechazo a acciones de inteligencia y escucha ilegal del Ejército Nacional

París, Bogotá, 16 de enero de 2020.- En días recientes estalló un escándalo gracias a la denuncia de la Revista Semana acerca del uso ilegal de sofisticados equipos para espiar a políticos, magistrados, Generales y periodistas, comprados de manera irregular, así como a personas defensoras de derechos humanos y “Colectivos de abogados”. Existen indicios para considerar que la FIDH y el CAJAR han sido blanco de esta nueva estructura criminal al interior del Ejército Nacional.

Según la revista, hay carpetas con información de conversaciones personales de todos estos actores que se entregaba a “un reconocido político del [Partido] Centro Democrático.” De acuerdo con las evidencias y más de 12 testimonios directos, esto implicó también labores ilegales de inteligencia y monitoreo de comunicaciones de Magistrados/as de la Corte Suprema de Justicia, quienes han estado a cargo de las investigaciones en contra del ex Presidente Álvaro Uribe Vélez por manipulación de testigos y otras. De acuerdo con la prensa, este escándalo sería la explicación de la renuncia del G.(r) Nicacio Martínez el pasado 27 de diciembre de 2019.

La mención del término “Colectivos de Abogados”, agregada al hecho que Reinaldo Villalba Vargas, actual Vicepresidente de la FIDH y Presidente del CAJAR, es el abogado representante del Senador Iván Cepeda Castro, víctima en el caso en contra del ex Presidente Uribe Vélez.

Hay que considerar asimismo que en la actualidad el CAJAR junto a la FIDH trabajan en la documentación ante la Corte Penal Internacional (CPI) y la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) de la posible responsabilidad del G.(r) Nicacio Martínez por ejecuciones extrajudiciales (en la modalidad conocida como “falsos positivos”) cometidas bajo su Comandancia, entre el 30 de octubre de 2004 y el 23 de enero de 2006.

“Resulta inadmisible que ocurran impunemente hechos de esta naturaleza. Solicitamos al Presidente de la República y al Fiscal General de la Nación que brinden información concreta y transparente sobre la identificación de las víctimas de estas actividades criminales, para que puedan ejercer su derecho de acceso a la justicia, que sea esclarecida la verdad y las responsabilidades a que haya lugar, y se tomen medidas eficaces para que estas graves violaciones a los derechos humanos no se repitan.”

señaló Reinaldo Villalba, Vicepresidente de la FIDH y Presidente del CAJAR

Debe recordarse, que en el pasado el CAJAR y la FIDH fueron blanco de labores de inteligencia ilegalconsistentes en interceptaciones, hostigamientos, seguimientos, amenazas, montajes, entre otras, por parte de la extinta agencia de inteligencia adscrita a la Presidencia de la República, el Departamento Administrativo de seguridad - DAS.

Leer más
communique