Carta Abierta al Sr.

Re: Serie de allanamientos, hostigamientos y amenazas contra dirigentes estudiantiles y ONG de derechos humanos e indígenas

Su Excelencia,

El Observatorio para la Protección de los Defensores de Derechos Humanos, programa conjunto de la Organización Mundial Contra la Tortura (OMCT) y de la Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH), desea expresar su seria preocupación por la continuación de serios actos de hostigamiento en contra de los defensores de derechos humanos en Colombia.

En el discurso de posesión de su nuevo mandato, el 7 de agosto de 2006, Usted, Señor Presidente, ha señalado nuevamente la importancia y los avances respecto a la protección del pluralismo, de la libertad de prensa y de la defensa de los líderes sindicales. No obstante, las informaciones recibidas por el Observatorio muestran de manera preocupante que en Colombia el pluralismo no es respetado, sino por el contrario estigmatizado y perseguido. Esto es evidenciado en la reciente serie de actos de hostigamiento que han incluido el allanamiento de las viviendas de varios dirigentes estudiantiles, así como por el recrudecimiento de graves amenazas contra organizaciones no gubernamentales (ONG) de derechos humanos e indígenas, agencias de prensa especializadas en derechos humanos y universidades, bajo la acusación de apoyar a movimientos guerrilleros.

Entre estos casos el Observatorio ha conocido que el 3 de agosto de 2006, hacia las 3 y media de la mañana, fue allanada la casa materna, ubicada en Ibagué, Departamento de Tolima, del Sr. Orlando Raúl Flórez Orjuela, ex dirigente estudiantil de la Universidad del Tolima (UT), dirigente de la Asociación Juvenil de Ibagué, dirigente comunal en la Comuna 8, integrante de la Mesa de Organizaciones Sociales del Tolima, trabajador de la Corporación Nuevo Arco Iris, una organización civil para la promoción de la paz, de la democracia y el desarrollo, y dirigente político del Polo Democrático Alternativo. Esos hechos fueron llevado a cabo por un Fiscal, junto a varios funcionarios

del Cuerpo Técnico de Alternativo. Esos hechos fueron llevado a cabo por un Fiscal, junto a varios funcionarios del Cuerpo Técnico de Investigaciones de la Fiscalía (CTI), mientras la misma casa era rodeada por un numeroso número de militares del ejército.

Según las informaciones, el mencionado operativo se llevó a cabo bajo la excusa de la búsqueda de armas y explosivos, al igual que acusándolos de ser presuntos integrantes de movimientos al margen de la Ley como las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y el Ejercito de Liberación Nacional (ELN).

Ese mismo día, hacia las 4 y 20 de la madrugada, fue allanada la casa del Sr. Carlos Alberto Castaño Martínez, líder social integrante del Proyecto Planeta Paz dentro de la Corporación Derechos para la Paz (CDPAZ), integrante de la Mesa de Organizaciones Sociales del Tolima y del Polo Democrático Alternativo, y rodeada por el ejército. Los encargados del allanamiento, un fiscal y miembros de la CTI, le mostraron al Sr. Castaño Martínez un documento en el cual, según las denuncia, se decía "(...) que se trataba de encontrar en su residencia armas y artefactos explosivos, al igual que integrantes de movimientos al margen de la Ley como FARC y ELN".

Por otra parte, entre los días 3 y 4 de agosto de 2006, el Sr. Orlando Raúl Flórez Orjuela y el dirigente social Sr. Jhon Jairo Nieto Rodríguez, recibieron varias llamadas telefónicas de sujetos que se identificaron como miembros del programa de Reinserción del Gobierno Nacional. Durante las mencionadas llamadas ambos fueron acusados de pertenecer al grupo insurgente ELN y a ambos se les propuso denunciar a los miembros de ese grupo a cambio de dinero y protección, ante lo cual, ambos rechazaron las ofertas. Ante la negativa del Sr. Jhon Jairo Nieto Rodríguez, el supuesto miembro de Reinserción del Gobierno Nacional le dijo: "tiene plazo para salir de Ibagué hasta el lunes y para no volver más, así le coloquen guardaespaldas usted no se va a salvar, por que no queremos saber más de guerrilla".

Además, el 4 de agosto de 2006, aproximadamente a las 6 de la tarde, el correo institucional de la Corporación Colectivo de Abogados "José Alvear Restrepo"(CCAJAR), recibió un mensaje amenazante de parte de una organización llamada "Amigos Colombia Pro Derecha". El mismo mensaje fue dirigido también a las organizaciones de derechos humanos Consultoría para los Derechos Humanos y el Desplazamiento (CODHES), Minga, Compromiso, Medios para la Paz, Movimientos de Víctimas de Crímenes de Estado, y las sedes de la Asamblea por la Paz de Arauca, de Pasto y de Valledupar, a las organizaciones indígenas, Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC) y Etnias de Colombia, a las agencias de prensa especializadas en los derechos humanos como el Semanario Voz, Notipaco y Prensa Rural, y a las Universidades: Industrial de Santander (UIS) Facultad de Filosofía , y a las Universidades de Caldas, del Valle y del Llano, así como a otros correos no conocidos.

El extracto más relevante enviado dentro de estas amenazas es el siguiente: (...) "Acabaremos con cada uno de ustedes donde quiera que se sigan camuflando ongs, fundaciones, movimientos, colectivos, organizaciones, comités, periódicos, revistas, en todo lugar les buscaremos para acabar de una buena vez por todas con el oxigena que le da vida a las FARC y el ELN, o cualquier guerrillita que se le ocurra armar a ultima hora"(...).

El Observatorio recuerda que el 17 de mayo de 2006 las organizaciones CCAJAR, Compromiso, ONIC, CODHES y Etnias de Colombia recibieron un mensaje amenazante, acusándolas de apoyar a los movimientos de guerrilla[1], varias de las cuales ya habían recibido otro mensaje similar el 8 de mayo de los corrientes, y que entre el 2 y el 4 de agosto se realizaron en la ciudad de Bogotá varios allanamientos sin orden judicial, a sedes de organizaciones sociales y de defensa de los derechos humanos, entre ellas el Comité Permanente por la Defensa de los Derechos Humanos (CPDH)[2], el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Industria de Alimentos (SINALTRAINAL) y el Semanario Voz, así como del robo de materiales en la oficina de la CODHES[3].

Señor Presidente,

El Observatorio manifiesta su seria preocupación por las consecuencias que pueden tener estas amenazas sobre las actividades de las organizaciones mencionadas y sobre la integridad personal de sus miembros. El Observatorio condena estos actos de hostigamiento de los defensores de los derechos humanos en Colombia y manifiesta su grave preocupación por la seguridad y por la integridad física y psicológica de todos los defensores de derechos humanos en Colombia y de los miembros de sus respectivas familias.

Por tanto, el Observatorio urge al Gobierno de la República de Colombia a que garantice el derecho a la libertad de promover la protección y realización de los derechos humanos, y a cumplir con su compromiso de proteger a los defensores de derechos humanos tal como está previsto en la Declaración sobre los Defensores de Derechos Humanos adoptada por las Naciones Unidas el 9 de diciembre de 1998.

Confiando en su apego por los derechos humanos, nos suscribimos de usted muy atentamente,

Sidiki KABA Eric SOTTAS
Presidente de la FIDH Director de la OMCT

[1] Ver Llamado Urgente COL 008 / 0505 / OBS 033.2, seguimiento, emitido el 1 de junio de 2006.

[2] Ver Llamado Urgente COL 017 / 0806 / OBS 091, emitido el 3 de agosto de 2006.

[3] Ver Llamado Urgente COL 018 / 0806 / OBS 094, emitido el 7 de agosto de 2006.

Leer más
communique