Sudán: defensores de #DDHH y activistas objetivo de ataques en el golpe militar

18/11/2021
Declaración
en es

París-Ginebra, 18 de noviembre de 2021 – Tras el golpe militar del 25 de octubre de 2021 en Sudán se han producido numerosas detenciones arbitrarias de personalidades políticas y una escalada de violencia, tanto en Jartum como en la región de Darfur, dirigida contra un amplio movimiento pacífico que se opone a él. El golpe ha afectado gravemente al espacio cívico y varias personas defensoras de los derechos humanos se encuentran detenidas en régimen de incomunicación en la capital y en Darfur. El Observatorio para la Protección de los Defensores de los Derechos Humanos (FIDH-OMCT) manifiesta su preocupación por la situación en Sudán y pide una reacción internacional inmediata.

El 25 de octubre de 2021, las fuerzas militares sudanesas, dirigidas por el general Abdel Fattah al Burhan [1], se hicieron con el poder en Sudán (EN). El general al Burhan y sus fuerzas disolvieron el Consejo Soberano, un organismo conjunto militar y civil que gobernaba el país desde agosto de 2019, declararon el estado de emergencia y arrestaron a varios miembros de las autoridades civiles legítimas, entre las que se encontraba el primer ministro Abdallah Hamdok. Además, desde el golpe de Estado, las autoridades militares impusieron un cierre total de Internet en todo el país, lo que está afectando, entre otros, al espacio cívico. Esta situación continúa a pesar de que una sentencia judicial pide el restablecimiento de los servicios de Internet.

Miles de personas reaccionaron saliendo a las calles en todo el país para protestar pacíficamente contra este golpe y llamar a la desobediencia civil. Quienes se manifiestan piden, entre otras cosas, el cese de los ataques a periodistas, el restablecimiento de los servicios de Internet y un gobierno plenamente civil. Las personas manifestantes han organizado concentraciones en todo el país, han levantado barricadas en las calles de la capital, Jartum, en las ciudades vecinas de Omdurmán y Bahri y en otras zonas del país, y han convocado en múltiples ocasiones una huelga general en todos los sectores. Las fuerzas de seguridad conjuntas han utilizado munición real para reprimir violentamente estas manifestaciones, especialmente los días 13 y 17 de noviembre, lo que ha causado la muerte de al menos 22 personas. Desde el golpe de Estado, se ha informado de más de 400 personas heridas en Jartum y las fuerzas de seguridad conjuntas han atacado varios centros de salud de Jartum, Bahri y Omdurmán. Resulta especialmente preocupante la información transmitida por el Comité Central Médico de Sudán (CCSD) sobre el uso de munición no convencional por parte de los militares, en contravención del derecho internacional.

En este contexto, desde el 25 de octubre de 2021, numerosas personas defensoras de los derechos humanos, activistas de la sociedad civil, miembros de comités de resistencia, personal gubernamental y del ámbito político han sido detenidos arbitrariamente y permanecen en prisión incomunicada en aplicación de la Ley de Emergencia, sobre todo en el estado del Nilo Azul y en las regiones de Darfur.

Entre las personas defensoras de los derechos humanos y activistas de la sociedad civil que se encuentran detenidas en régimen de incomunicación se encuentran:

El Sr. Mohamed AlFaki Suleiman, periodista, miembro del Consejo Soberano de Sudán y presidente del Comité de Anticorrupción y Desmantelamiento, detenido arbitrariamente el 24 de octubre de 2021, está retenido en Jartum y permanece ingresado en el hospital de Suba por haberse contagiado de COVID-19.

El Sr. Maheir Abu Algoukh, periodista de Sudán TV, detenido arbitrariamente el 25 de octubre de 2021, recluido en un centro de detención de Jartum Norte.

El Sr. Faiz Elshikh, periodista, detenido arbitrariamente el 25 de octubre de 2021, está recluido en un centro de detención de Jartum Norte.
El Sr. Faisal Mohamed Saleh, periodista y asesor para los medios de comunicación del primer ministro sudanés, fue detenido arbitrariamente el 25 de octubre de 2021 y permanece en un centro de detención adjunto al cuartel general del ejército sudanés de Jartum.

El Sr. Mohamed Elryah Alsulimi, abogado, Darfur del Sur, detenido arbitrariamente el 25 de octubre de 2021, permanece incomunicado en el centro de detención anexo a la prisión de Nyala de Darfur del Sur.

El Sr. Ahmed Mohamed Abdullah, abogado, Darfur del Sur, detenido arbitrariamente el 25 de octubre de 2021, permanece incomunicado en el centro de detención anexo a la prisión de Nyala de Darfur del Sur.

El Sr. Ahmed Ibrahim Abu Algasim, abogado, Darfur del Sur, fue detenido arbitrariamente el 25 de octubre de 2021, permanece incomunicado en el centro de detención anexo a la prisión de Nyala de Darfur del Sur.

El Sr. Adil Abdullah Nasur Eldien, abogado, Darfur del Sur, fue detenido arbitrariamente el 25 de octubre de 2021, permanece incomunicado en el centro de detención anexo a la prisión de Nyala de Darfur del Sur.

El Sr. Mohamed Younis Abdullah, abogado, Darfur del Sur, fue detenido arbitrariamente el 25 de octubre de 2021, permanece incomunicado en el centro de detención anexo a la prisión de Nyala de Darfur del Sur.

El Sr. Abu Zar Masood, periodista, Darfur del Sur, fue detenido arbitrariamente el 25 de octubre de 2021, permanece incomunicado en el centro de detención anexo a la prisión de Nyala de Darfur del Sur.

El Sr. Adam Sharif, abogado, defensor de los derechos humanos y presidente de la alianza democrática sudanesa de Darfur del Sur, detenido arbitrariamente el 26 de octubre de 2021, permanece incomunicado en el centro de detención anexo a la prisión de Nyala de Darfur del Sur.

El Observatorio expresa su extrema preocupación por el deterioro de la situación de seguridad en el país, así como por el arresto arbitrario y la deetención en régimen de incomunicación de los mencionados defensores de los derechos humanos en Sudán, que corren un alto riesgo de sufrir malos tratos y tortura.

El Observatorio insta a las fuerzas militares a poner fin de inmediato a la represión violenta de todas las personas que se manifiestan pacíficamente en el país y a poner en libertad, inmediatamente y sin condiciones a todas las personas defensoras de los derechos humanos detenidas arbitrariamente y a garantizar su integridad física y su bienestar psicológico en toda circunstancia.

Además, el Observatorio pide a las fuerzas militares que restauren el funcionamiento de Internet, de modo que se garantice el derecho a la libertad de expresión y de reunión pacífica, consagrado en los instrumentos de derechos humanos ratificados por Sudán, especialmente en el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos.

Por último, el Observatorio subraya la urgencia de que el Consejo de Paz y Seguridad (CPS) de la Unión Africana ponga en marcha todas las medidas preventivas necesarias para evitar que se cometan crímenes contra la humanidad, en cumplimiento del artículo 4.h del Acta Constitutiva de la Unión Africana y los artículos correspondientes del Protocolo de Paz y Seguridad. El Observatorio solicita además a la Comisión Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos que exija la liberación inmediata e incondicional de todas las personas defensoras de los derechos humanos y activistas de la sociedad civil que se encuentran en detención arbitraria en Sudán.

El Observatorio para la Protección de los Defensores de Derechos Humanos (el Observatorio) es un programa creado en 1997 por la Organización Mundial Contra la Tortura (OMCT) y la FIDH, cuyo objeto es evitar o remediar situaciones concretas de represión contra las personas defensoras de los derechos humanos. Tanto la FIDH como la OMCT son miembros de ProtectDefenders.eu, el mecanismo de la Unión Europea para las personas de defensoras de los derechos humanos desarrollado por la sociedad civil internacional.

Leer más
statement