Sudán y la comunidad de defensores y defensoras de los derechos humanos ha perdido a un gran militante – Homenaje a Osman Hummaida

22/04/2014
Comunicado
ar en es fr

La FIDH quiere expresar su profunda tristeza por el fallecimiento, el 17 de abril de 2014, de Osman Hummaida, amigo y destacado defensor de los derechos humanos en Sudán. Osman Hummaida fue miembro fundador y director ejecutivo del African Center for Justice and Peace Studies, el Centro Africano para los Estudios de Justicia y Paz, organización afiliada a la FIDH. Sudán y la comunidad de defensores y defensoras de los derechos humanos han perdido a un gran militante.

Osman Hummaida encarnaba la dedicación absoluta a la justicia y la paz. Durante más de treinta años, luchó con abnegación contra la arbitrariedad, la violencia y la impunidad, tanto en Sudán, su país, como en el resto del mundo. "Este es un día muy triste para la comunidad de defensores y defensoras de los derechos humanos. Hemos perdido a un importante militante que trabajó incansablemente para que el derecho prevalezca sobre la violencia. Osman Hummaida nos deja como herencia la obligación de continuar su combate", declaró Karim Lahidji, Presidente de la FIDH.

Osman Hummaida hacía gala de un valor inquebrantable. Luchó incansablemente para acabar con las ejecuciones extrajudiciales, los bombardeos indiscriminados, el pillaje, los desplazamientos forzados y otras graves violaciones de los derechos humanos perpetradas desde hace años contra la población civil en varias regiones de Sudán. Osman nunca dejó de denunciar la impunidad de los autores de estos crímenes atroces. Como consecuencia de su compromiso, Osman Hummaida fue objeto de represalias por parte del régimen, fue detenido arbitrariamente en múltiples ocasiones, acosado y sometido a otras formas de intimidación. En 2008 las autoridades lo consideraron sospechoso de transmitir información a la Corte Penal Internacional (CPI) sobre los delitos cometidos en Darfour y por ello fue detenido, mantenido en prisión y torturado por los servicios de información. Tuvo que huir de su país y continuar su lucha desde el exilio, donde fundó el African Center for Justice and Peace Studies, hoy organización de referencia que se ocupa de documentar y de denunciar las violaciones de los derechos humanos cometidas en Sudán.

"Osman Hummaida se convirtió en objetivo prioritario de las autoridades sudanesas como consecuencia de su lucha por los derechos humanos y contra la impunidad. Gracias a su extraordinario valor, nunca flaqueó ante la violencia de este régimen y hoy deja una importante herencia a cientos de militantes. Seguiremos luchando a su lado para que Sudán vuelva al camino de la democracia y del respeto a los derechos humanos", afirma Souhayr Belhassen, presidenta honoraria de la FIDH.

"El valor y la energía de Osman Hummaida para hacer oír la voz de las víctimas sudanesas son ejemplares. Militante incansable, sus intervenciones en la Unión Africana, en el Consejo de Seguridad y en el Consejo de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas, han contribuido a la toma de importantes decisiones en favor del respeto a los derechos humanos en Sudán", declara Marceau Sivieude, director de operaciones de la FIDH.

Osman Hummaida actuaba en todos los frentes. Los principios universales que encarnaba le llevaron a luchar junto a la FIDH y a sus organizaciones afiliadas allí donde se cometían violaciones graves de los derechos humanos: Zimbabue, Chad, Kenia y más recientemente Libia y Siria, lugares en los que había formado y apoyado a defensores y defensoras y donde había pedido que se garantizaran sin condiciones sus derechos y libertades. "Osman Hummaida fue uno de los primeros defensores y destacaba por la fuerza de sus convicciones. Queremos rendir homenaje al ser humano que fue y a su combate universal por los derechos humanos", afirma Mabassa Fall, representante de la FIDH ante la Unión Africana.

La FIDH y sus 178 organizaciones afiliadas están de luto por el fallecimiento de Osman Hummaida y quieren expresar su más sentido pésame a la familia, a su esposa Azza y a sus hijos, así como a todos los que han luchado a su lado para que la justicia y la paz prevalezcan en Sudán y en el mundo. La FIDH quiere dedicar un pensamiento especial a sus amigos, amigas, compañeros y compañeras del African Center for Justice and Peace Studies y enviarles un saludo de solidaridad militante.

Leer más
communique