Carta abierta sobre la Creación del Tribunal Penal Especial para la República Centroafricana

25/08/2015
Comunicado
en es fr

A: Los Ministros de Asuntos Exteriores del Grupo de Referencia sobre el Tribunal Penal Especial para la República Centroafricana (Bélgica, Canadá, Chad, Dinamarca, los Estados Unidos, Finlandia, Francia, Japón, Luxemburgo, México, Marruecos, Nueva Zelanda, Senegal, Suecia, Suiza, Países Bajos, Reino Unido)

La Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la Unión Europea, Sra. Federica Mogherini

El Comisario de la Unión Europea de Cooperación Internacional y Desarrollo, Sr. Neven Mimica

La Secretaria general de la Organización Internacional de la Francofonía
, Sra. Michaëlle Jean

La Presidenta de la Unión Africana, Dra. Nkosazana Clarice Dlamini-Zuma

La Ministra de Asuntos Exteriores de Sudáfrica, Sra. Maite Nkoana-Mashabane

CC:
Presidenta del Estado de Transición de la República Centroafricana, Sra. Catherine Samba-Panza

Ministro de Justicia de la República Centroafricana, Sr. Aristide Sokambi

Representante Especial en funciones para la República Centroafricana y Jefe de la Delegación de Estabilización Integrada de las Naciones Unidas en la República Centroafricana, Sr. Parfait Onanga-Anyanga

Jefe del Departamento de Operaciones de Mantenimiento de la Paz, Secretario General Adjunto de Operaciones de Mantenimiento de la Paz, Sr. Hervé Ladsous

Administradora del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, Sra. Helen Clark

Asunto: Próximos pasos para poner en funcionamiento el Tribunal Penal Especial para la República Centroafricana

Excelencias:

Nos dirigimos a ustedes para pedirles que garanticen con urgencia el apoyo financiero y técnico a las autoridades del Gobierno de transición de la República Centroafricana para acelerar el establecimiento del Tribunal Penal Especial.

Acabar con la impunidad es fundamental para establecer las condiciones necesarias de un final sostenible de los abusos en la República Centroafricana y para que se haga justicia a las víctimas de los abusos graves. Los legisladores en la República Centroafricana lo reconocieron cuando decidieron la creación del Tribunal Penal Especial a principios de este año. Este nuevo tribunal estará compuesto por personal nacional e internacional, complementará el trabajo tanto de la Corte Penal Internacional (CPI) como de los tribunales nacionales ordinarios y su competencia comienza en 2003.
Como ya sabrán, el parlamento provisional aprobó en abril de 2015 la ley por la que se creaba el Tribunal Penal Especial que fue promulgada en junio de ese mismo año por la presidenta en funciones Catherine Samba-Panza. En abril 2015, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas renovó el mandato de la fuerza de mantenimiento de la paz de la ONU en la República Centroafricana, MINUSCA, y le encomendó expresamente dar apoyo al trabajo del Tribunal Penal Especial.

Ahora se deberían tomar medidas concretas para que este tribunal se convierta en una realidad.

La necesidad de poner en funcionamiento el Tribunal Penal Especial es urgente, no solo porque abordará la cuestión de la impunidad para los delitos graves, que ha sido un factor importante en el conflicto, sino también porque es sumamente necesario para preservar las pruebas, inclusive con la protección de los testigos y las víctimas, y para resolver los casos de sospechosos que actualmente están en prisión preventiva.

Ayuda financiera

El soporte financiero y técnico internacionales son fundamentales para el funcionamiento y el éxito del Tribunal Penal Especial. Recientemente se envió a la República Centroafricana un equipo de expertos de la ONU para evaluar las necesidades del tribunal propuesto que presentó su informe a principios de julio.

Creemos que existe una necesidad urgente de alentar y ayudar a las autoridades centroafricanas, con la ayuda de la ONU si se requiere, para que elaboren un presupuesto público provisional que ayude a canalizar las tareas de recaudación de fondos. Este presupuesto debería incluir provisiones para realizar las investigaciones, para la protección de las víctimas y testigos y para los derechos de defensa, lo que probablemente sea la clave del éxito del tribunal. La experiencia ha demostrado que si no se proporciona un apoyo adecuado a estas cuestiones concretas podría tener como consecuencia que el tribunal no pudiera llevar a cabo sus deberes eficazmente.

El presupuesto debería ser razonable y realista, tanto para asegurar su éxito a corto plazo como para garantizar su sostenibilidad a largo plazo como institución nacional. Por tanto, promovemos el empleo de formas creativas para financiar el tribunal, inclusive mediante el traslado en comisión de servicio de personal de otros Estados o instituciones internacionales, como la CPI, y que el presupuesto de la MINUSCA cubra algunos costes del tribunal. Les instamos a que ejerzan presión para que se celebre una reunión internacional que lo garantice.

Otras medidas

El Gobierno centroafricano, la ONU y otros Estados interesados podrían tomar otras medidas de forma inmediata para contribuir a crear el Tribunal Penal Especial. Si se ponen en marcha adecuadamente, estos pasos podrían ayudar a la aprobación de un presupuesto razonable y adecuado para el tribunal.

1) Comité Directivo
Es necesario un fuerte liderazgo para garantizar la aplicación rápida y eficaz de las medidas necesarias para el funcionamiento del Tribunal Penal Especial. Es importante ayudar a las autoridades centroafricanas en la creación y dirección de un comité directivo para establecer un calendario de rápida puesta en marcha del tribunal.

Este calendario que adoptaría el comité directivo podría incluir lo siguiente: tareas de puesta en marcha, como la identificación de un edificio adecuado en Bangui, la adopción y publicación de descripciones adecuadas de los puestos trabajo para las diversas funciones del tribunal, la organización de una reunión para donantes y tareas similares, los actores responsables de ellos y las fechas límites para las medidas.

Deberían formar parte del comité directivo los principales participantes en el establecimiento del tribunal, como los funcionarios de los ministerios relevantes del Gobierno Centroafricano, representantes de MINUSCA y otros actores de la ONU, donantes y representantes de la sociedad civil. Será especialmente importante que exista una coordinación adecuada entre los participantes pertinentes, inclusive dentro de la ONU. El comité directivo se debería reunir periódicamente para valorar los avances y tomar medidas para continuar adelante en un marco de tiempo razonable.

2) Contratación de personal capacitado
Los crímenes internacionales graves con frecuencia se cometen siguiendo un plan o una política y son por lo tanto más complicados de investigar y demostrar que los delitos "clásicos". La contratación de personal capacitado, independiente y motivado, tanto nacional como internacional —ya sea contratado a través de un proceso abierto o apoyado por Estados miembros de la ONU– será un factor de éxito importante.

Existe desde este momento la necesidad de que se aliente a la República Centroafricana a que adopte un proceso de contratación de personal para el tribunal, con la ayuda de la ONU. El proceso de contratación deberá ser eficaz, transparente y dirigido a encontrar las mejores candidaturas.

Creemos que es fundamental que entre el personal que se contrate para el tribunal se incluyan personas con experiencia en derecho penal, preferentemente en un contexto de derecho de tipo civil o romano, y con conocimientos especializados en el ámbito de los crímenes internacionales graves. Esto debería incluir experiencia en las siguientes áreas: elaboración de casos complejos con responsabilidad de mando, persecución judicial de la violencia sexual o de género, protección de víctimas y testigos y experiencia en la gestión de testigos internos.

También se debería valorar a los candidatos nacionales e internacionales por su apertura para trabajar en un entorno internacionalizado y por su compromiso para compartir conocimientos.

3) Enfoque por fases y equipo básico responsable de avanzar:
El artículo 71 de la ley para crear el Tribunal Penal Especial prevé que el Tribunal se pueda establecer por fases.

Así pues, la rápida contratación de investigadores nacionales e internacionales, magistrados de investigación y fiscales debería ser una cuestión prioritaria. También se debería contratar rápidamente al resto del personal clave –como el presidente, el secretario del tribunal y el vicesesecretario, así como una persona encargada de la protección de las víctimas y testigos. Desde luego, creemos que contratar un equipo principal de funcionarios del tribunal podría contribuir a que la institución comenzarse a funcionar y ayudaría a organizar con más eficacia el establecimiento del Tribunal Penal Especial.

Reconocemos que en la República Centroafricana se presentan numerosos desafíos, como la organización de elecciones, la desmovilización de los combatientes y la reforma del sector de seguridad, entre otros, y todos ellos necesitan ayuda de donantes internacionales.

Les instamos a que sigan considerando la justicia y la persecución judicial de las violaciones graves de los derechos humanos tareas fundamentales necesarias para poner fin a los abusos y reconstruir la República Centroafricana. La justicia ayudará a restablecer la confianza de la población en las instituciones del Estado de derecho. Un objetivo importante del Tribunal Penal Especial también debería ser reforzar la capacidad del sistema de justicia ordinaria para que sea capaz de gestionar crímenes internacionales graves. Como vemos en todo el mundo, el respeto al Estado de derecho y a los derechos humanos son elementos fundamentales de una sociedad democrática y de una paz duradera.

El mes pasado, el Consejo de Asuntos Exteriores de la Unión Europea recordó que "no puede haber reconciliación sin justicia. La aprobación y la aplicación de la ley por la que se establece el Tribunal Penal Especial constituye un paso importante en la lucha contra la impunidad."

Esperamos que su Gobierno u organización intergubernamental ofrezcan soporte financiero y técnico al Tribunal Penal Especial y promuevan la rápida realización de las fases mencionadas anteriormente. Creemos que este tribunal es la mejor oportunidad de justicia que se puede ofrecer a las miles de víctimas que tanto han sufrido y que ya han esperado demasiado tiempo.

Les agradecemos de antemano su atención en esta importante cuestión.

Atentamente,

Firmantes:
-Acción de los Cristianos para la Abolición de la Tortura (ACAT / RCA)
-Amnistía Internacional
-Asociación de Mujeres Juristas de la República Centroafricana (AFJC)
-Abogados sin Fronteras
-Abogados sin Fronteras de la República Centroafricana (ASF/RCA)
-Oficina de Información de los Derechos Humanos (BIDH)
-Coalición Internacional de la República Centroafricana para la CPI
-Civismo y Democracia (CIDEM)
-Comisión Episcopal Justicia y Paz (CEJP)
-Niños sin Fronteras (ESF)
-Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH)
-Mujer, Acción y Desarrollo en la República Centroafricana (FADEC)
-Human Rights Watch
-Lead Centrafrique (Lead)
-Liga Centroafricana de los Derechos Humanos (LCDH)
-Movimiento para la Acción Humanitaria y los Derechos Humanos (MDDH)
-Observatorio Centroafricano de los Derechos Humanos (OCDH)
-Observatorio Centroafricano para las Elecciones y la Democracia (OCED)
-Observatorio para la Promoción del Estado de Derecho (OPED)
-Parlamentarios por una Acción Global (PGA)
-Red centroafricana de organizaciones para la promoción y la defensa de los derechos humanos (RONGDH)
-Red nacional de la Juventud por los Derechos Humanos (RNJDH)

Leer más
communique