Nigeria: Los crímenes en masa de Boko Haram

Desde el 3 de enero de 2015, Boko Haram, el grupo armado fundamentalista nigeriano, ha multiplicado los ataques en el norte del país, así como en Camerún y Níger, y ha causado la muerte de varios miles de civiles. Según el informe publicado hoy por la FIDH, "Nigeria: Los crímenes en masa de Boko Haram" (en francés), los crímenes cometidos por este grupo constituyen crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad que son de la competencia de la Corte Penal Internacional (CPI).

Ante la magnitud de las masacres, las autoridades políticas nigerianas, que han aplazado la primera vuelta de las elecciones presidenciales cuya celebración estaba prevista entre el 14 de febrero y el 28 de marzo, deben aportar soluciones al problema de seguridad que suponen dentro del respeto de los derechos humanos.

La FIDH hace un llamamiento a la comunidad internacional con el fin de ayudar a los países africanos a luchar contra este grupo armado y a llevar a sus dirigentes ante la justicia. A pocos días de las elecciones presidenciales en Nigeria, los candidatos también deben comprometerse a respetar los derechos humanos en la lucha contra el terrorismo.

El 3 de enero de 2015, Boko Haram llevó a cabo una ofensiva de gran envergadura contra la ciudad y la región de Baga, al noreste de Nigeria, que ya están bajo su control. Los integrantes del grupo habrían ejecutado sistemáticamente a los habitantes de Baga y de las 16 localidades de la región situada a orillas del lago Tchad. Durante esta masacre a gran escala fueron ejecutados de manera sistemática varios centenares de civiles, hombres, mujeres y niños. Los días 10 y 11 de enero, tres atentados suicidas en Maiduguri y Potskim dejaron 28 muertos, incluyendo las 4 personas que llevaban bombas y entre las que se encontraba una niña de tan solo diez años.

"Las acciones perpetradas por Boko Haram en Nigeria y Camerún desde 2009 son crímenes contra la humanidad y crímenes de guerra", ha declarado Sheila Nabachwa, vicepresidenta de la FIDH. " La responsabilidad de juzgar a los autores de estos crímenes recae en Nigeria, quien debería dirigirse a la Corte Penal Internacional para mostrar su determinación en la lucha contra la impunidad. En su defecto, la fiscal de la CPI es quien tiene competencia para iniciar una investigación y evitar que las víctimas se queden sin acceso a la justicia" añadió.

El 12 de enero de 2015, Boko Haram lanzó su tercer ataque desde julio de 2014, esta vez contra la localidad camerunesa de Kolofata, donde murieron 143 hombres en el transcurso de los combates. Algunos días después, el 18 de enero, algunas tropas chadianas entraron en Camerún para ayudar a las fuerzas de ese país. El 25 de enero de 2015, Boko Haram atacó con mayor dureza Maidiguri, capital del estado de Borno, una ciudad de un millón de habitantes amenazada por los islamistas desde hacía varios meses. A principios de febrero, integrantes de Boko Haram atacaron la ciudad de Fotokol, Camerún, y ejecutaron centenares de civiles. "Boko Haram supone una amenaza no solo para Nigeria y la región, sino también para todo el continente", admitió el presidente de la Comisión de la Unión Africana, Nkosazana Dlamini-Zuma.

"La lucha contra Boko Haram no es asunto solamente de Nigeria sino que debe ser una prioridad internacional que requiere la movilización del Consejo de Seguridad de la ONU, la Unión Africana y toda la comunidad internacional" declaró Karim Lahidji, presidente de la FIDH. " El mundo debe comprometerse junto a la Unión Africana y los países afectados para dar una respuesta coherente a las amenazas terroristas de grupos fundamentalistas en el Sahel, Mauritania, Somalia y sobre todo en Libia, Nigeria, Mali y Camerún" , añadió.

La FIDH había pedido a la organización panafricana que garantizara en África una paz y una seguridad basadas en los derechos humanos y la justicia, especialmente contra Boko Haram. El 29 de enero de 2015, los jefes de estado de la Unión Africana decidieron durante la cumbre en Addis Abebael envío de un refuerzo de 7.500 personas a la Fuerza Multinacional Mixta (FMM), encargada de combatir a Boko Haram, con un mandato de doce meses.

Leer el informe de la FIIDH, "Nigeria: los crímenes en masa de Boko Haram.”

Leer más
rapport