Mozambique: Amenazas contra el destacado defensor de los derechos Adriano Nuvunga

19/07/2022
Declaración
en es
Image par Gordon Johnson via Pixabay

19 de agosto de 2022. La Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH) y otras organizaciones condenan las amenazas contra el destacado activista social el profesor Adriano Nuvunga en Mozambique. Exigen que la investigación del caso sea rápida, abierta y transparente, que se identifique a los autores y se los lleve ante la justicia.

19 de agosto de 2022
Gaborone/Johannesburgo/Harare/Lilongwe/Luanda/Lusaka/Kinshasa/Maseru/Dar es Salaam/Windhoek/Port Louis/Antananarivo

Las organizaciones de la sociedad civil y la comunidad de personas defensoras de los derechos humanos abajo firmantes, condenamos las amenazas contra el destacado activista social, el profesor Adriano Nuvunga, director del Centro para la Democracia y el Desarrollo (CDD), presidente de la Red de Defensores de los Derechos Humanos de Mozambique (RMDDH) y vicepresidente de la Red de Defensores de los Derechos Humanos de África Austral (SouthernDefenders).

En la madrugada del lunes 15 de agosto de 2022, unos desconocidos lanzaron dos balas contra el domicilio del profesor Adriano Nuvunga en Maputo, Mozambique. Según los agentes del Servicio Nacional de Investigación Criminal (SERNIC), las balas corresponden a un fusil de asalto AK-47. Estas balas fueron arrojadas ante la puerta del domicilio del profesor Adriano Nuvunga, aproximadamente a las cinco de la madrugada, mientras dormía.
Se nos ha informado que las balas estaban parcialmente envueltas en papel blanco con un texto escrito que no es posible descifrar en su totalidad, en el que una de las frases dice "Cuidado Nuvunga". Entendemos que el profesor Nuvunga realizó la oportuna denuncia ante las autoridades policiales y los agentes del SERNIC acudieron al lugar de los hechos para recoger las balas e investigar el caso.

Lamentablemente, Mozambique cuenta con un historial lamentable en cuanto a la impunidad de los ataques contra las personas defensoras de los derechos humanos. Este macabro acto tiene lugar en el contexto del creciente cierre del espacio cívico y de intentos de bloquear las actividades de las organizaciones de la sociedad civil en el país.

Este incidente demuestra asimismo una pauta de violencia creciente por motivos políticos contra el profesor Nuvunga. En 2020, recibió una amenaza similar en la que tres individuos no identificados le llamaron desde un número anónimo, afirmando que se había colocado una bomba en su casa. Por todo ello, instamos a las fuerzas de seguridad de Mozambique a que investiguen con celeridad e imparcialidad este asunto, ya que todos estos incidentes no pueden considerarse de forma aislada.

Esta amenaza contra la vida del profesor Nuvunga se produce en un momento en el que se ha mostrado especialmente crítico con la forma en que el gobierno está respondiendo al actual malestar social en el país, como consecuencia del empeoramiento de la situación económica en Mozambique. Además, el profesor Nuvunga es un defensor de los derechos humanos que se encuentra a la vanguardia de la defensa del espacio cívico en el país que ha criticado en repetidas ocasiones la serie de abusos contra los derechos humanos en Mozambique, incluidos los casos de corrupción de las élites políticas.

Este cobarde acto de intimidación y amenaza a la vida del activista social, el profesor Adriano Nuvunga, se debe investigar exhaustivamente de forma abierta y transparente con el fin de llevar a sus autores ante la justicia.

Queremos subrayar y recordar inequívocamente a las autoridades de Mozambique que las organizaciones sociales son instituciones creadas bajo la autoridad de la Constitución de la República de Mozambique y que las actividades de sus miembros están plenamente permitidas por la ley. Las autoridades estatales tienen la obligación de asegurar y garantizar que actúan en un marco pacífico y que están amparados por la protección de los órganos estatales competentes. Además, el derecho a la defensa de los derechos humanos está recogido en las normas internacionales vinculantes para Mozambique, como la Declaración Universal de Derechos Humanos, el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, la Carta Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos y la Declaración de la ONU sobre los Defensores de los Derechos Humanos, adoptada universalmente en 1998.

En nuestra calidad de miembros de la comunidad de personas defensoras de los derechos humanos de la región de África del Sur y de fuera de ella y como firmantes de esta declaración, expresamos nuestro total apoyo y solidaridad con el profesor Nuvunga, presidente de la Red de Defensores de los Derechos Humanos de Mozambique (RMDDH), su familia y sus colegas de la fraternidad de los derechos humanos. No permaneceremos en silencio ante las cobardes amenazas contra las personas defensoras de los derechos humanos por el ejercicio de las libertades, los derechos y las garantías constitucionales en cualquier lugar del sur del continente africano, incluso cuando los autores amenacen con utilizar armas de fuego contra civiles desarmados/as, como en el caso del profesor Nuvunga. El derecho a la vida y a la seguridad es el derecho humano más básico y está reconocido como derecho fundamental de las personas en Mozambique en la Constitución de la República de Mozambique.

Por lo tanto, exigimos que la investigación del caso sea rápida, abierta y transparente y que los autores sean identificados y comparezcan ante la justicia.

En particular, instamos a las autoridades a que:

- Condenen enérgicamente esta serie de amenazas contra el profesor Nuvunga.
- Reafirmen el compromiso de Mozambique con la promoción y la protección de los derechos humanos y, en particular, con la protección de las personas defensoras de los derechos humanos ante las amenazas, los ataques u otras formas de represalia.

- Lleven a cabo investigaciones rápidas, exhaustivas e imparciales sobre todas las amenazas proferidas contra el profesor Nuvunga, con el fin de llevar a los responsables ante la justicia.

- Adopten medidas para velar por que los agentes gubernamentales y otras autoridades públicas se abstengan de hacer declaraciones o manifestaciones que estigmaticen la labor legítima de las personas defensoras de los derechos humanos en Mozambique.

Leer más

  • Co-firmantes

    Southern Africa Human Rights Defenders Network (southern Defenders)
    Mozambique Human Rights Defenders Network (RMDDH)
    Center for Democracy and Development (CDD)
    Pan African Human Rights Defenders Network (AfricanDefenders )
    Helen Suzman Foundation (HSF);
    International Service for Human Rights (ISHR)
    Centre for Human Rights, University of Pretoria
    The Centre for the Study of Violence and Reconciliation (CSVR)
    DITSHWANELO - The Botswana Centre for Human Rights
    Bridging the Gap: Botswana
    Advancing Rights in Southern Africa (ARISA)
    Botswana Gender Based Violence Prevention and Support Centre
    Botswana Centre for Public Integrity
    Chapter One Foundation, Zambia
    Zimbabwe Human Rights NGO Forum
    Zimbabwe Lawyers for Human Rights
    Crisis in Zimbabwe Coalition
    Institute for Democracy & Leadership (IDEAL), Swaziland
    Youth and Society (YAS), Malawi
    Stepping Stones International
    Amalgamated Rural Teachers Union of Zimbabwe
    Amnesty International
    SADC Lawyers Association
    Angolan Human Rights Defenders Network (KUTAKESA)
    Southern Africa Women Human Rights Defenders Network (SAWHRDN)
    Africa Judges and Jurists Forum
    Seinoli Legal Centre, Lesotho
    Khulumani Support Group
    The Open Society Initiative for Southern Africa (OSISA)
    West African Human Rights Defenders Network (WAHRDN/ROADDH)
    Centre for Women Human Rights Defenders in Africa
    Panos Institute Southern Africa
    International Federation for Human Rights (FIDH), within the framework of the Observatory for the Protection of Human Rights Defenders
    World Organisation Against Torture (OMCT), within the framework of the Observatory for the Protection of Human Rights Defenders

    Endorsed by the following individuals:

    Josina Machel, Kuhluka Movement
    Arnold Tsunga, Human rights lawyer, Zimbabwe
    Keiso Mohloboli, Woman human rights defender, Lesotho
    Washington Katema, Human rights defender, Zimbabwe
    Blessing Gorejena-Ndlovu, Human rights lawyer Zimbabwe
    Thulani Maseko, Human rights defender, Swaziland
    Tiseke Kasambala, Woman human rights defender, South Africa
    Norman Tjombe, Human rights defender, Namibia
    Alice Mogwe, Botswana
    Charles Kajaloweka, Malawi
    Zenaida Machado, Senior Researcher, Human Rights Watch
    Roshnee Narrandes, Woman human rights defender, South Africa
    Lisa Jamu, Stepping Stones International, Botswana
    Muzi Masuku, Swaziland
    Robson Chere, Human rights defender, Zimbabwe
    Siphosami Malunga, The Open Society Initiative for Southern Africa
    Janet Zhou, Zimbabwe
    Constance Mukarati, Woman human rights defender, Zimbabwe
    Simphiwe Sidu, Woman human rights defender, South Africa
    Martin Masiga, Africa Judges and Jurists Forum
    Justice Alfred Mavedzenge, Constitutional and Human Rights lawyer, South Africa
    Lorato Moalusi, Botswana Gender-Based Violence Prevention and Support Centre, Botswana
    Ronald Chikwehere, Bridging the Gap, Botswana
    Pusetso Morapedi, Botswana Centre for Public Integrity, Botswana
    Elpídeo Mutemba, Human rights defender, Mozambique
    Mooya Nyaundi, Human rights lawyer, Zimbabwe
    Anton Mifsud-Bonnici, citizen of Malta
    Prof Diana Jeater, Professor of African History, University of Liverpool
    Vusumuzi Sifile , Human Rights Defender, Zambia
    Chris Moraleng, Good Governance Africa
    Otto Saki, Human rights lawyer, USA

    For more information, contact:
    Washington Katema, +27 73 620 2608 / wkatema@southernafricadefenders.africa
    Simphiwe Sidu, +27 76 675 8168 / ssidu@southernafricadefenders.africa

  • Organismos miembros - Mozambique
    Mozambique

Actuar

statement