Malí: Poner fin a la violencia sexual relacionada con los conflictos

UN Women #OrangeTheWorld #16Days

París - Dakar, 25 de noviembre de 2022 – Desde 2012, los casos de violación, esclavitud sexual, secuestro y matrimonio forzado se han utilizado como armas de guerra en el conflicto de Malí. Con ocasión del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres y las Niñas, la Federación Internacional por los Derechos Humanos (FIDH) y Abogados sin Fronteras Canadá (LWBC) publican una nota conjunta sobre el estado de las respuestas judiciales a este tipo de violencia sexual en Malí.

En 2022, tras diez años de guerra, Mali está experimentando una aceleración de las violaciones de los derechos humanos. La FIDH y LWBC alertan del resurgimiento de la violencia sexual como arma de guerra. En una nota hecha pública, las organizaciones critican la insuficiencia de la respuesta del gobierno de transición maliense ante la amplitud del fenómeno.

En esta nota, las organizaciones señalan un recrudecimiento de la violencia sexual cometida por grupos yihadistas, milicias de autodefensa y fuerzas del orden y de seguridad desde el inicio del conflicto en 2012. Este fenómeno es particularmente visible en el centro del país, donde los combates se han intensificado desde 2018, tal como recuerda un informe de investigación de la FIDH sobre los graves crímenes cometidos en el centro de Malí contra la población civil, publicado en Dakar el 24 de noviembre de 2022.

Ambas organizaciones también advierten de que la violencia sexual cometida en el contexto del conflicto está infradocumentada debido a la inseguridad, las deficiencias del sistema judicial maliense, el miedo a las represalias y el temor a la estigmatización de las personas supervivientes de la violencia sexual.
Según la nota, la respuesta de las autoridades malienses a la magnitud de este fenómeno es insuficiente. La falta de voluntad política y las limitaciones del sistema judicial maliense obstaculizan gravemente una respuesta integral a las necesidades de las personas supervivientes de estas violaciones.

Las víctimas de la violencia sexual relacionada con los conflictos no son solo mujeres, aunque estas representan una proporción significativa de las personas supervivientes. Dado que el 25 de noviembre de 2022 comienzan los 16 Días de Activismo para la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres y las Niñas, la FIDH y LWBC hacen un llamamiento a la condena y a la adopción de todas las medidas necesarias para poner fin a la violencia sexual, en particular las relacionadas con el conflicto en Mali. Apoyar a las organizaciones de mujeres y fortalecer los movimientos de mujeres es hoy más importante que nunca para acabar con la violencia de género.

Lea la nota completa en inglés a continuación:

Leer más
communique