Kenia: Informe revela la violencia sexual y de género que empaña las elecciones

Nairobi, París – La Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH) y su organización miembro en Kenya, la Comisión de Derechos Humanos de Kenya (KHRC) han publicado hoy un informe en el que analizan los patrones de la violencia sexual y de género contra las mujeres que se comete en el marco de los periodos electorales en Kenya e instan al Estado a tomar medidas preventivas en vista de las próximas elecciones generales de 2022.

Con motivo de un evento de alto nivel organizado hoy en Nairobi, la FIDH y la KHRC publican un informe conjunto titulado "La violencia sexual y de género como uno de los principales elementos de la violencia relacionada con las elecciones en Kenya: riesgos y medidas necesarias para 2022" (en inglés). Se reúne a actores clave, como los representantes de la Comisión Independiente de Límites Electorales (IEBC), la Comisión de Género e Igualdad (NGEC), el Consejo Nacional de Administración de Justicia (NCAJ), la Autoridad Independiente de Supervisión Policial (IPOA) y una persona superviviente de la violencia postelectoral de 2007/2008, para debatir sobre la violencia sexual y de género (VSG) en periodo electoral, con el fin de evitar que vuelva a producirse en las próximas elecciones.

Con su nuevo informe sobre la violencia sexual y de género relacionada con las elecciones en Kenya, la FIDH y la KHRC pretenden hacer hincapié en la dimensión de género de la violencia que se comete contra las mujeres durante las elecciones, con el objetivo de evitar que dicha violencia vuelva a surgir en 2022.

Este informe se basa en misiones de investigación y en un análisis en profundidad de la violencia sexual y de género, lo que incluye la que se cometió en tres bastiones de la oposición –los condados de Migori, Vihiga y Kisumu– durante las últimas elecciones generales de 2017.

El informe destaca además los testimonios de las personas supervivientes, así como el importante impacto de la violencia sexual y de género para las supervivientes y sus familias. Explica los patrones de la violencia sexual y de género relacionada con las elecciones en Kenya, como la violación en grupo perpetrada por las fuerzas de seguridad, y muestra que la impunidad sigue prevaleciendo para los autores de tales acciones. De hecho, a pesar de algunas medidas adoptadas por el Estado, continúan existiendo problemas relacionados con la prevención, la protección, la investigación y la reparación de la violencia sexual y de género contra las mujeres en Kenya.

"La violencia sexual y de género durante las elecciones tiene consecuencias extremamente negativas, múltiples y específicas para las supervivientes. Si no se abordan, se agravan con el tiempo y tendrán un impacto en las próximas elecciones, lo que afectará a la participación de las mujeres en los procesos electorales."

Davis Malombe, director ejecutivo de la KHRC.

La dimensión de género de la violencia política en Kenya constituye un importante factor de riesgo en cuanto a la comisión de actos de violencia sexual y de género durante la época electoral. Por ello, el informe ofrece una evaluación del riesgo de cara a las próximas elecciones generales de 2022 y presenta una serie de recomendaciones destinadas a prevenir cualquier resurgimiento de la violencia sexual relacionada con las elecciones.

"A menos de un año de las próximas elecciones, el Estado, en coordinación con la sociedad civil, debe tomar medidas inmediatas para contrarrestar la violencia, abordando las causas profundas de la violencia sexual y de género y con unos resultados duraderos."

Sheila Nabachwa, vicepresidenta de la FIDH.

Concretamente, las dos organizaciones recomiendan que:
• El poder judicial acelere todos los casos pendientes de las víctimas de injusticias electorales en los próximos seis meses.
• La Oficina del Jefe de la Fiscalía elabore directrices para mejorar la investigación de los delitos electorales durante el ciclo electoral.
• La Comisión Independiente de Límites Electorales (IEBC) y otros organismos públicos que regulan el entorno electoral y la seguridad promueven la celebración de elecciones libres, justas y creíbles, cuya falta de frecuencia es la causa de los conflictos electorales que conducen a la supresión de los demandantes de fraude electoral. Los organismos defienden los derechos humanos y llevan a cabo una investigación y un enjuiciamiento eficaces de los delitos electorales y de los infractores.
• Las instituciones estatales apliquen las directrices existentes sobre la gestión de la violencia sexual para proteger a las mujeres y las niñas y poner fin a la impunidad que ha permitido que la violencia sexual relacionada con los conflictos prospere sin que se repare o se rinda cuentas a las supervivientes.
• El Servicio de Policía de Kenya y todos los partidos políticos protejan a las mujeres contra todas las formas de violencia política garantizando un entorno electoral seguro para disfrutar de los derechos políticos.

Vea aquí debajo el informe (en inglés)

Leer más
rapport