Guinea: ¿La hora de la justicia?

La candidatura de Moussa Dadis Camara no debe suponer un freno para la justicia ni para la celebración de elecciones presidenciales pacíficas

A cinco meses de la celebración de la primera vuelta de las elecciones presidenciales y tras el anuncio de la candidatura de Moussa Dadis Camara, 29 organizaciones de la sociedad civil guineana e internacional recuerdan que el antiguo jefe de la junta militar debe rendir cuentas ante la justicia del país por su supuesta implicación en la masacre del 28 de septiembre de 2009. Los graves crímenes cometidos el 28 de septiembre de 2009 y los días siguientes continúan estando sujetos a un proceso judicial, tal como recuerda un informe titulado Guinea: ¿La hora de la justicia?, presentado hoy por la FIDH y la OGDH (en francés) en una conferencia de prensa celebrada en Conakry.

En medio de un tenso clima preelectoral, la sociedad civil recuerda que la violencia de carácter político, la impunidad y los obstáculos a la independencia de la justicia son las causas de la recurrencia de las graves violaciones de los derechos humanos cometidas en Guinea desde hace décadas, y hace un llamamiento a los candidatos a las elecciones presidenciales a hacer de los derechos humanos una prioridad política firmando Los 10 compromisos para los derechos humanos y unas elecciones presidenciales pacíficas. (en francés).

El anuncio, realizado el 11 de mayo de 2015, de la candidatura antiguo jefe de la junta militar Moussa Dadis Camara a las elecciones presidenciales 2015 recuerda que Guinea no ha cerrado todavía su pasado de violencia política, teniendo en cuenta que al mismo tiempo la oposición y el Gobierno actual están teniendo dificultades para llegar a un acuerdo sobre la organización del escrutinio y resuelven sus diferencias en las calles, con manifestaciones que han dejado ya 63 muertos y decenas de heridos desde 2010.

"El retorno de Dadis Camara a la escena política es un insulto para las víctimas de la masacre del estadio del 28 de septiembre de 2009 y para el conjunto del pueblo guineano. Debería presentarse ante la justicia guineana y no a las elecciones presidenciales. Cuando ostentaba el poder, Dadis Camara vulneró todos y cada uno de Los 10 compromisos para los derechos humanos y unas elecciones presidenciales pacíficas, que nuestras organizaciones piden hoy a los candidatos que suscriban para que las elecciones presidenciales de 2015 sean un acto democrático sin violencia," declaró Thierno Sow, presidente de la OGDH.

Tras el golpe de Estado de finales de 2008, Moussa Dadis Camara se convirtió en jefe de Estado y comandante en jefe de las fuerzas armadas, cargos que ocupaba cuando el 28 de septiembre de 2009 militares y miembros de las fuerzas de seguridad masacraron al menos a 186 personas y violaron a más de 100 mujeres en el estadio del 28 de septiembre, durante una manifestación pacífica. La comisión de investigación internacional, establecida por mandato de las Naciones Unidas algunas semanas después de los hechos, había concluido que debido a su condición de jefe del Estado militar, cabría presumir su responsabilidad penal directa, e incluso una responsabilidad de mando, por los hechos que ocurrieron en el estadio el 28 de septiembre y los días siguientes.

"Moussa Dadis Camara ya ha declarado desde Burkina Faso en calidad de testigo, y actualmente está acusado por la justicia guineana. En este contexto, resulta simplemente impensable que pueda siquiera imaginar volver a la escena política guineana. Lo que esperamos en estos momentos es que se le procese formalmente y que responda de sus actos ante un jurado popular, junto a las otras 13 personas ya procesadas en el caso del 28 de septiembre de 2009," declaró Asmaou Diallo, presidente de AVIPA.

En un informe publicado hoy, Guinea: ¿La hora de la justicia?, la FIDH y la OGDH realizan un balance de los avances realizados por la instrucción abierta por la justicia guineana en febrero de 2010 sobre la masacre de 28 de septiembre de 2009, especialmente durante los últimos meses, así como de las perspectivas judiciales de este caso, sobre todo en lo que se refiere a Moussa Dadis Camara.

"Nuestro informe hace un balance de esta etapa de lucha contra la impunidad de los delitos más graves cometidos en Guinea. Se han logrado importantes avances, algunos de ellos muy recientemente. Queremos igualmente expresar lo que esperan las víctimas, que desean que se celebre un proceso electoral irreprochable, como corresponde a la gravedad de los delitos cometidos," declaró Souhayr Belhassen, presidenta honoraria de la FIDH desplazada en misión a Conakry.

Asimismo, el informe presentado analiza el proceso judicial sobre las torturas a las que fueron sometidas 17 personas en octubre 2010 en el popular barrio de Hamdalaye siguiendo las órdenes de oficiales de alta graduación, que actuaban por motivos políticos. La instrucción judicial que permitió demostrar la supuesta responsable del antiguo jefe del Estado mayor, el general Nouhou Thiam, y la del antiguo gobernador de la ciudad de Conakry, el comandante Sekou Resco Camara, debe ser ahora confirmada por la sala de acusación. Nuestras organizaciones instan a las autoridades guineanas a que hagan posible que se celebre este proceso antes de la primera vuelta de las elecciones presidenciales.

Por último, nuestras organizaciones recuerdan que la verdad y la justicia son elementos fundamentales para el proceso de reconciliación nacional. El inicio, el 25 de marzo de 2015, de un proceso de consulta nacional encaminado a permitir que la población guineana se exprese sobre la forma que debería adoptar una futura comisión de la verdad es una etapa importante que debe hacerse operativa sin demora. Nuestras organizaciones participarán en este importante proceso e instan a la población, a los organismos socioprofesionales, a los partidos políticos y al conjunto de los actores a que participen en esta consulta y expresen sus expectativas y su opinión sobre el mandato y la composición de una futura comisión de la verdad.

Descargar el Informe Guinea: ¿La hora de la Justicia?(en francés)

Organizaciones firmantes:
Organización de Guinea por la Defensa de los Derechos Humanos y Civiles (OGDH), Federación Internacional de los Derechos Humanos (FIDH), la Asociación de las víctimas, familiares y amigos del 28 de septiembre de 2009 (AVIPA), Asociación de Víctimas del Campamento Boiro (AVCB), Asociación de Víctimas de la Represión (AVR), Asociación de familias de desaparecidos del 28 de septiembre de 2009 (AFADIS), Coalición nacional de Guinea para los derechos y la ciudadanía de las mujeres (CONAG-DCF), Colectivo de jóvenes para la defensa de las víctimas de la violencia (CoJeDeV), los Mismos Derechos para Todos (MDT), Organización Católica para la Promoción Humana (OCPH), Fraternidad de las Prisiones de Guinea (FPG), Liga Guineana de los Derechos Humanos (LIGUIDHO), Coordinadora de las Organizaciones de Derechos Humanos (CODDH), Instituto de investigación para la democracia y el Estado de derecho (IRDED), Centro Madre e Hijo (CME), Fundación internacional Thierno y Mariama (FITIMA), sección guineana de Amnistía Internacional, África de los Derechos Humanos (AFRIDHO), Consejo Nacional de Organizaciones de la Sociedad Civil (CNOSC), Alianza de los medios de comunicación por los derechos humanos (AMDH), Sabou Guinée, SOS Menores en Prisión, Red de Mujeres del Río Mano por la Paz (REFMAP), Plataforma de Ciudadanos Unidos por el Desarrollo (PCUD), Mujeres, Ciudadanía y Paz (FECPA).

Leer más
communique