Francia debe pedir la liberación de las personas activistas detenidas arbitrariamente en Guinea

02/06/2021
Comunicado
es fr

Desde la celebración del referéndum sobre la reforma constitucional de marzo de 2020 en Guinea, la población continúa sufriendo opresión en medio de la indiferencia general. La FIDH, junto con varias organizaciones de derechos humanos, publicó el pasado 1 de junio un artículo de opinión en Le Monde para denunciar "la falta de reacción firme de la comunidad internacional".

El presidente Alpha Condé se ha arrogado por la fuerza el derecho a presentarse a un tercer mandato, en un contexto de persecución de cualquier tipo de protesta. Durante más de un año, las manifestaciones han estado prohibidas indebidamente, las fuerzas de seguridad han disparado munición real contra las personas manifestantes, lo que ha provocado la muerte de decenas de ellas y heridas a otras muchas.

Un clima de tensión que parte de la clase política contribuye a mantener y que ha derivado en un terrible brote de violencia intercomunitaria en la ciudad de Nzérékoré. Las cárceles gubernamentales están desbordadas. A finales de enero, tampoco se escuchó el llamamiento del ministro francés de Asuntos Exteriores, Jean-Yves Le Drian, para que se "arroje luz" sobre la situación de los miembros de la oposición que se encuentran en prisión.

Francia y Europa deben actuar para conseguir la liberación de los miembros de la oposición política y la apertura de investigaciones sobre los abusos del régimen, que hasta ahora han permanecido impunes. En estos momentos, la comunidad internacional debe situar el respeto de los derechos humanos en el centro de sus relaciones con Conakry, para poner fin a la represión actual y romper el ciclo de impunidad que sufre la población guineana.

Lea el artículo completo aquí (FR)

Leer más
communique