Burundi: Liberación de Germain Rukuki después de cuatro años de detención arbitraria

07/07/2021
Declaración
es fr

París-Ginebra, 7 de julio de 2021 – El defensor de los derechos humanos, Germain Rukuki, que se encontraba detenido arbitrariamente en Burundi desde julio de 2017, ha sido puesto en libertad. El Observatorio para la Protección de los Defensores de los Derechos Humanos (FIDH-OMCT) celebra esta liberación y pide la puesta en libertad de todas las personas defensoras de los derechos humanos que siguen encarceladas en el país.

En la tarde del 30 de junio de 2021, Germain Rukuki, empleado de la Asociación de Juristas Católicos de Burundi (AJCB), presidente de Njabutsa Tujane [1], y antiguo empleado de Acción de los Cristianos para la Abolición de la Tortura (ACAT-Burundi), recuperó la libertad después de pasar cuatro años entre rejas en la prisión de Ngozi.

Esta liberación tiene lugar después de que el Tribunal de Apelación de Nthangwa decidiera, el 21 de junio de 2021, reducir la condena de Germain Rukuki de 32 años a un año de prisión con una multa de 50 000 francos burundeses (alrededor de 21 euros) en el segundo recurso de apelación.
El Observatorio recuerda que el 30 de junio de 2020, el Tribunal Supremo de Burundi anuló la sentencia del Tribunal de Apelación de Nthangwa del 17 de julio de 2019 que condenaba a Germain Rukuki a 32 años de prisión por “movimiento de insurrección”, “delitos contra la seguridad interior del Estado” (artículo 601 del Código Penal de Burundi) y “rebelión” (artículos 372 y 374 del Código Penal de Burundi), lo que abría la vía para la celebración de un nuevo juicio. Esta segunda audiencia de apelación tuvo lugar 8 meses más tarde, el 24 de marzo de 2021, en la prisión de Ngozi y el veredicto se hizo público el 21 de junio de 2021.

Germain Rukuki se encontraba detenido arbitrariamente desde julio de 2017 por haber colaborado con la ACAT-Burundi, organización que documenta torturas y otros delitos cometidos en el país. A lo largo del proceso, las autoridades judiciales constataron numerosas irregularidades y violaciones flagrantes de las garantías previstas por el Código de Procedimiento Penal de Burundi en la gestión de su caso por parte de las autoridades judiciales.
El Observatorio celebra la liberación de Germain Rukuki, pero recuerda que, en primer lugar, nunca tendría que haber sido detenido, ya que su arresto fue arbitrario, con el único objetivo era castigarle por sus legítimas actividades de defensa de los derechos humanos. El Observatorio pide a las autoridades burundesas que tomen todas las medidas necesarias para garantizar la integridad física y el bienestar psicológico de Germain Rukuki y que pongan fin a toda forma de acoso contra él, incluso a nivel judicial. De forma más amplia, el Observatorio insta a las autoridades burundesas a que liberen a todas las personas defensoras de los derechos humanos detenidas arbitrariamente en el país.

El Observatorio, un programa conjunto de la FIDH y del Organización Mundial Contra la Tortura (OMCT), tiene por misión proteger a las personas defensoras de los derechos humanos víctimas de violaciones y proporcionarles una ayuda tan concreta como sea posible. La FIDH y el OMCT son miembros de ProtectDefenders.eu, el mecanismo de la Unión Europea para las personas defensoras de los derechos humanos que ha puesto en marcha la sociedad civil internacional.

Leer más
statement