Burkina Faso: La sociedad civil condena el golpe de Estado militar y exige que se restablezcan las autoridades de transición

17/09/2015
Comunicado
en es fr

La FIDH, el MBDHP y las organizaciones miembros de la coalición #MonVoteDoitCompter [#MiVotoDebeContar] condenan el golpe de Estado perpetrado por elementos del Regimiento de Seguridad Presidencial (RSP), el arresto del presidente Michel Kafando, del primer ministro Isaac Zida y de otros dos miembros del Gobierno, así como la represión de las manifestaciones populares y los ataques contra los medios de comunicación independientes. Nuestras organizaciones instan al general Gilbert Diendéré, jefe de la junta militar golpista del Consejo Nacional por la Democracia (CND) y miembro del RSP, autoproclamado jefe de una nueva transición, a que mantenga la máxima moderación con los manifestantes pacíficos, que proceda a la liberación inmediata de todas las personas detenidas y que entregue el poder en el más breve plazo a las autoridades de la transición, con el fin de facilitar la reanudación del proceso electoral y la elección democrática de un presidente.

"Es un golpe de militar más en Burkina Faso: el CND ha asumido el poder por la fuerza y ha decretado el toque de queda, ocupa las arterias principales y las plazas estratégicas de la capital, al tiempo que dispersa con fuego real al pueblo que espontáneamente ha salido a manifestarse en favor del respeto a la democracia. Los golpistas deben entregar el poder inmediatamente a las autoridades legítimas de la transición para que las elecciones, tanto tiempo esperadas, puedan llevarse a cabo según lo previsto y para que el proceso democrático continúe su curso", han declarado nuestras organizaciones.

El miércoles 16 de septiembre de 2015, alrededor de las 14:30 h., miembros del RSP entraron en el Palacio Presidencial de Kosyam, interrumpieron el Consejo de Ministros que se estaba celebrando y secuestraron a Michel Kafando, presidente de la transición, Isaac Zida, primer ministro, René Bagoro, ministro de Urbanismo y Agustín Loada, ministro de la Función Pública. Según diversas fuentes, los elementos del RSP iniciaron entonces "tensas negociaciones" con estos últimos, mientras que la alta jerarquía militar celebró inmediatamente una reunión de mediación con el fin de encontrar una salida a la crisis. Paralelamente, otros elementos del RSP se desplegaron en los principales ejes estratégicos de Uagadugú, reforzaron sus posiciones ante la sede de la radio-televisión nacional y empezaron a resonar intensos tiroteos en la capital burkinesa. Durante toda la noche se oyeron disparos disuasorios contra los manifestantes en varios barrios de Uagadugú.

De acuerdo con las informaciones obtenidas por nuestras organizaciones, algunos miembros del RSP habrían reprimido violentamente las manifestaciones populares que se organizaron desde el miércoles por la noche, sobre todo mediante el uso excesivo de la fuerza para dispersar a los centenares de manifestantes pacíficos reunidos en la Plaza de la Nación y apaleando a varias docenas de personas. Se interrumpieron los equipos de emisión de Radio France Internationale (RFI) y elementos del RSP intimidaron al personal de Radio Omega ordenándoles que suspendieran la programación. El jueves 17 de septiembre habría sido abatido un joven en el centro de Uagadugú, cuyo cuerpo fue transportado hacia un destino por el momento desconocido.

Siguen llegando docenas de heridos a los principales hospitales de la ciudad. Cuando aún resonaban los disparos, algunos elementos del RSP anunciaron en la televisión nacional esta mañana la "renuncia" del presidente de la transición, la disolución del Gobierno y del Consejo Nacional de Transición y el inicio de una concertación destinada a la formación de un nuevo Gobierno de cohesión nacional, mediante la creación de un Consejo Nacional por la Democracia (CND). Unas cuantas horas más tarde la televisión nacional anunció que el general Gilbert Diendéré, muy cercano al expresidente Blaise Compaoré, era el presidente del CND, la junta militar golpista que hoy se encuentra en el poder, y confirmaron la instauración del toque de queda entre las 19:00 y las 6:00 así como el cierre de las fronteras.

Las tensiones entre las autoridades de transición y los miembros del RSP han venido empeorando estos últimos meses, y se han visto exacerbadas en los estos días por la publicación, el lunes 14 de septiembre, del informe final de la Comisión de Reconciliación Nacional y de las Reformas, que preconiza "la disolución de este regimiento y el redespliegue de sus elementos en misiones que no fueran la seguridad del presidente de Faso, dentro del marco de la reforma del Ejército Nacional y de su mando." En la declaración que leyó esta mañana Mamadou Bamba, portavoz del CND, en la que anunciaba la disolución de las autoridades de transición, el CND denunciaba la "desviación" del régimen de transición, en especial la ley electoral que excluye a toda persona que haya sostenido, en octubre de 2014, el proyecto de ley relativo a la revisión del artículo 37 de la constitución burkinesa, destinado a suprimir la limitación de los mandatos presidenciales y que debía así facilitar a Blaise Compaoré, que ocupa el poder desde 1987, presentarse candidato a un quinto mandato en 2015. En la práctica, varias personas cercanas a Blaise Compaoré quedaban así excluidas de las elecciones presidenciales previstas para el 11 de octubre próximo.

El anuncio del golpe de Estado actual en Burkina Faso suscitó muy rápidamente vivas protestas por parte de la sociedad civil, de algunos partidos políticos y de miembros de las autoridades de transición. Han continuado los llamamientos a manifestarse en favor de la defensa de la democracia y contra el golpe de Estado, por parte de la Coalición Contra la Vida Cara (CCVC), entre otras organizaciones, y la población se encuentra intensamente movilizada a pesar de la represión ejercida por el ejército.

"La situación sigue siendo sumamente inestable y tememos que pueda degenerar y dé lugar a graves violaciones de los derechos humanos. El pueblo burkinés parece determinado a defender su democracia y la sociedad civil y los partidos políticos se han movilizado. Frente a ellos, el ejército se organiza y sigue reprimiendo a los manifestantes. Pedimos a todas las partes que mantengan la calma para evitar que se produzca un baño de sangre. Los golpistas del CND deben recordar la suerte que han corrido recientemente las juntas militares en Mali y en Guinea y sacar las debidas conclusiones: se trata de devolver el poder o de terminar, antes o después, en la cárcel", han declarado nuestras organizaciones.

Por último, nuestras organizaciones exhortan a la comunidad internacional, que ha expresado su indignación y condenado la actual toma del poder, a que adopte todas las medidas necesarias para facilitar una solución rápida y pacífica de la crisis política y de seguridad que se vive, con vistas a reanudar el proceso electoral. Más concretamente, la Comunidad Económica de los Estados de África Occidental (CEDEAO), la Unión Africana (UA), las Naciones Unidas (ONU), la Unión Europea (UE) y la Organización Internacional de la Francofonía (OIF) deben hacer todo lo necesario para garantizar la liberación inmediata del presidente y de los ministros de la transición que aún se encuentran detenidos, así como la seguridad de las poblaciones civiles. En su caso, deberán poner en marcha los mecanismos de suspensión y de sanciones previstos por sus textos respectivos.

"Mi voto debe contar"
Entre 2014 et 2016, deben llevarse a cabo 52 elecciones, entre ellas 25 presidenciales, en 27 países africanos. Para evitar la manipulación, el fraude y la violencia consecuencia de las elecciones truncadas, la sociedad civil africana e internacional ha decidido movilizarse en el seno de la coalición "Mi voto debe contar". Las sociedades civiles exigen a los gobernantes que respeten su legítimo derecho a escoger libremente a sus representantes mediante elecciones periódicas, libres y transparentes, mediante movilizaciones públicas, acciones de terreno y labores de incidencia antes de cada escrutinio, hasta 2016.

Leer más
communique