Las Naciones Unidas reiteran su petición a Senegal para que despenalice el aborto

En su informe de marzo de 2016 sobre Senegal, el Comité de los Derechos del Niño de las Naciones Unidas expresa su preocupación por la penalización del aborto y por el hecho de que este procedimiento no se autorice más que en condiciones muy restrictivas, lo que obliga a las niñas a recurrir a abortos clandestinos poniendo así en peligro sus vidas. El Comité de Expertos recomienda por tanto a las autoridades senegalesas que modifiquen el Código Penal así como el Código de Deontología Médica, con el fin de despenalizar el aborto en cualquier circunstancia, apelando al interés de las adolescentes embarazadas.

Con ocasión del examen de Senegal, la FIDH había presentado su informe titulado Yo no quiero este niño, quiero ir a la escuela (FR) al Comité de los Derechos del Niño. En este informe, que documenta las violaciones de los derechos ejercida contra las mujeres y niñas a consecuencia de la prohibición del aborto en Senegal, la FIDH y sus organizaciones miembros piden a las autoridades que despenalicen el aborto y que apliquen urgentemente la reforma recomendada por el grupo de trabajo sobre el aborto médico. En la actualidad la legislación senegalesa no autoriza la interrupción voluntaria del embarazo más que en caso de que exista un grave riesgo para la vida de la mujer embarazada.

Tras la publicación del informe de la FIDH a finales de 2014, el Comité de los Derechos del Niño es el tercer órgano de las Naciones Unidas que recomienda a Senegal que reforme su legislación sobre el aborto. La FIDH continúa activamente abogando en favor de los derechos sexuales y reproductivos ante las autoridades senegalesas, juntamente con el equipo de trabajo en favor del aborto médico.

Leer más
impact