Egis se desvincula parcialmente del proyecto pro anexión de tren ligero de Jerusalén

La empresa francesa Egis anunció el mes pasado su decisión de no participar en el proceso de licitación para la construcción de una nueva línea que ampliaría el sistema de tren ligero de Jerusalén. El objetivo de este proyecto, instrumento y símbolo de la política de asentamientos y de anexión de Israel, es conectar Jerusalén Occidental con los asentamientos israelíes en el territorio palestino de Jerusalén Oriental, en flagrante violación del derecho internacional.

Egis es la única empresa francesa que todavía participaba en el proyecto; al retirarse parcialmente del mismo, sigue los pasos de Systra, que se retiró en junio de 2018 y los de Alstom, que lo hizo en mayo de 2019. Esta última había argumentado que "la licitación y el proyecto en sí son claramente perjudiciales o podrían perjudicar los derechos humanos". Aunque Egis se ha abstenido de participar en la licitación de la línea más reciente del proyecto, sigue involucrada en la construcción y ampliación de las otras líneas.

En un informe de junio de 2018 titulado El sistema de tren ligero de Jerusalén: la contribución de las empresas francesas a la colonización israelí del territorio palestino ocupado, ocho organizaciones (AFD, CFDT, CGT, FIDH, Al-Haq, LDH, Solidaires, Plataforma de ONG francesas pro Palestina) denunciaron la participación de tres empresas francesas –Egis y Systra, filiales de instituciones públicas (SNCF y RATP, Caisse des Dépôts et Consignations) y Alstom– en la construcción del tren ligero de Jerusalén, un instrumento de la política de desarrollo y colonización pro anexión de Israel, que viola el derecho internacional.

Estas ocho organizaciones han presionado repetidamente a los distintos interlocutores, entre ellos a la dirección de Egis, a la Caisse des Dépôts et Consignations, que posee el 75% de su capital filial Egis-Rail en Lyon, y al presidente de la Comisión de Supervisión de la Caisse des Dépôts et Consignations, instándolos a desvincularse del proyecto.

Aunque la FIDH y sus socios acogen con satisfacción este anuncio positivo por parte de Egis, continúan sus esfuerzos para promover la retirada total de la empresa de este proyecto ilegal.

Leer más
impact