Conclusiones de la UE sobre sus prioridades en los foros de derechos humanos ONU en 2020

En sus conclusiones, publicadas hoy, la Unión Europea se compromete a hacer uso de "todos los instrumentos disponibles para cumplir sus compromisos en materia de derechos humanos, en particular en el marco del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, de la Asamblea General de las Naciones Unidas, del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y de otros foros pertinentes compatibles con el Tratado de la UE y la Carta de las Naciones Unidas, así como mediante declaraciones públicas, gestiones diplomáticas y diplomacia pública, diálogos políticos y diálogos en materia de derechos humanos, y, cuando proceda, por medio de sanciones." La UE también recuerda que "todos los miembros de las Naciones Unidas, especialmente los miembros del Consejo de Derechos Humanos, deben respetar las normas más estrictas en materia de derechos humanos y cooperar plenamente con el Consejo de Derechos Humanos y sus mecanismos", entre otros, proporcionar "un acceso pleno, incondicional y sin trabas a sus territorios, regiones y zonas en conflicto."

En particular, la UE se compromete a denunciar todas las violaciones y abusos de los derechos humanos independientemente del lugar en el que se cometan, ya sea por parte de agentes estatales o no estatales, instándolos a que los prevengan, les pongan fin, promuevan la justicia, la rendición de cuentas y la lucha contra la impunidad. La UE se compromete a apoyar de forma prioritaria a los defensores de los derechos humanos y las organizaciones de la sociedad civil, reconociendo el papel que desempeñan quienes defienden los derechos sobre la tierra, el medio ambiente, los derechos de los pueblos indígenas, las minorías, las personas LGBTI y las defensoras de los derechos humanos y condenando todas las formas de ataque contra defensores de los derechos humanos, periodistas, denunciantes y abogados de derechos humanos.

La FIDH ha sido pionera en la salvaguardia de los defensores de los derechos humanos al crear el Observatorio para la Protección de los Defensores de Derechos Humanos, con fin de tomar medidas directas para apoyar a los defensores de los derechos humanos y llamar la atención de todos los agentes e instituciones claves sobre sus casos. El Observatorio es miembro de ProtectDefenders.eu, el sistema de los defensores de los derechos humanos de la Unión Europea, creado con fin de proteger a los defensores en situación de alto riesgo y que se encuentran en las situaciones más difíciles en todo el mundo.

La UE también destacó la relación entre los derechos humanos y el medio ambiente, reconociendo que " el cambio climático y la degradación del medio ambiente constituyen una amenaza para los derechos humanos " y continuará "fomentando la aplicación de los Principios rectores sobre las empresas y los derechos humanos de las Naciones Unidas tanto en su acción exterior como en las políticas internas, (...) quizás a través de un Plan de Acción de la UE (...), en particular mediante iniciativas relativas a la diligencia debida en materia de derechos humanos, el acceso a vías de recurso para las víctimas de abusos por parte de las empresas, el fomento de la adopción de planes de acción nacionales y el apoyo a los defensores de los derechos humanos de los pueblos indígenas y del medio ambiente."

La FIDH trabaja para garantizar la responsabilidad de las empresas y mejorar el acceso a la justicia de las víctimas de abusos causados por las actividades de las empresas. La FIDH participa activamente en el proceso de las Naciones Unidas para la elaboración de un instrumento jurídicamente vinculante sobre las empresas transnacionales y otras empresas comerciales en materia de derechos humanos, proceso que la Unión Europea se compromete a seguir de cerca.

La UE también se centrará en las consecuencias de las nuevas tecnologías digitales sobre la promoción y la protección de los derechos humanos, la democracia, la buena gobernanza y el estado de derecho, prestando especial atención a las tecnologías de vigilancia de masas e instando a los Estados a que mitiguen los riesgos que suponen las nuevas tecnologías. La UE denuncia la penalización de las críticas en línea a la religión, el gobierno u otras instituciones públicas como una de las mayores amenazas a la libertad de expresión.

Leer más
impact