Unión Europea: Abordar las represalias contra personas defensoras de derechos humanos en la India

Christian Lue via Unsplash

26 de julio de 2022 – El comunicado de prensa conjunto de la Unión Europea (UE) y la India, que ofrece un resumen de los temas tratados durante el 10º diálogo sobre derechos humanos entre la UE y la India, celebrado el 15 de julio de 2022 en Nueva Delhi, no aborda adecuadamente las cuestiones más apremiantes de seguridad y las represalias a las que se enfrentan las personas defensoras de los derechos humanos en la India, según han declarado hoy cinco organizaciones de derechos humanos. La Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH) y otras organizaciones expresaron su decepción por la aparente falta de preocupación de la UE por los ataques sistemáticos a los actores de la sociedad civil en la India.

Aunque ambas partes reiteraron su compromiso con la promoción y la protección de los derechos humanos en el comunicado de prensa conjunto de la UE y la India, no se mencionó ninguna medida concreta dirigida a lograr el cese de las represalias y la persecución de las personas defensoras de los derechos humanos, la liberación de las personas defensoras encarceladas y para evitar la adopción y el abuso de leyes restrictivas, como las leyes antiterroristas.

El comunicado de prensa conjunto de la UE y la India sobre el diálogo menciona específicamente "la importancia de salvaguardar la libertad, la independencia y la diversidad de los actores de la sociedad civil, entre ellos, las personas defensoras de los derechos humanos y periodistas, así como de respetar la libertad de asociación y de reunión pacífica". Aunque se trata sin duda de un importante reconocimiento, es necesario que esté respaldado por las medidas correspondientes para poner fin a la persecución y liberar inmediatamente a las personas defensoras de los derechos humanos encarceladas.

Las personas defensoras de los derechos de la India necesitan apoyo inmediato y el fin de los ataques sistemáticos, las amenazas y las detenciones arbitrarias. De las 16 personas defensoras detenidas en relación con el caso de Bhima Koregaon, 13 continúan en prisión. El 5 de julio de 2021, Stan Swamy, de 84 años, murió cuando se encontraba en custodia debido a la falta de tratamiento médico. No se ha reconocido públicamente la complicidad del Estado en su encarcelamiento y muerte. Seis personas defensoras de las detenidas por participar en la campaña pacífica contra la Ley de Enmienda de la Ciudadanía continúan en la cárcel. En noviembre de 2021, el defensor cachemir de derechos humanos Khurram Parvez fue detenido y continúa encarcelado por cargos falsos. En junio de 2022, Teesta Setalvad fue encarcelada en represalia directa por su campaña en favor de la rendición de cuentas y la justicia para las víctimas de los disturbios de 2002 en Guyarat.

Muchas otras personas defensoras, entre ellas mujeres indígenas que buscan justicia, son encarceladas y etiquetadas como terroristas debido a su trabajo en el ámbito de los derechos humanos. El comunicado de prensa conjunto de la UE y la India no aborda ninguno de estos casos, ni reconoce el empeoramiento general de la situación de los derechos humanos en la India.

Los ataques contra las personas defensoras son bien conocidos y tienen repercusiones directas en su seguridad, en sus familias y en las comunidades a las que representan. Ya no basta con vagos compromisos sobre los derechos humanos y la salvaguarda de las libertades y las personas defensoras. La magnitud de la violencia y el castigo por la defensa pacífica de los derechos humanos en la India exige una respuesta proporcionada y pública, así como la exigencia de responsabilidades por las continuas violaciones. Ante el flagrante desprecio por las normas nacionales y los compromisos internacionales, especialmente importante teniendo en cuenta la presencia mundial de la India y su pertenencia al Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, la UE debe adoptar una postura pública sobre las pautas de represalia y los diferentes casos individuales.

El comunicado de prensa conjunto de la UE y la India también reconoce "la importancia de fortalecer los mecanismos nacionales e internacionales de derechos humanos para la protección y promoción de los derechos humanos y el importante papel de las instituciones nacionales de derechos humanos, los agentes de la sociedad civil y los/as periodistas". Sin embargo, no menciona las leyes de la India que se utilizan habitualmente para atacar a las personas defensoras de los derechos humanos y la incapacidad de la Comisión Nacional de Derechos Humanos de la India para intervenir de forma proactiva cuando se ataca a las personas defensoras. El uso de la Ley sobre la Prevención de Actividades Ilegales y la Ley sobre la Regulación de las Contribuciones Extranjeras, así como sus consecuencias sobre la capacidad de las personas defensoras de los derechos humanos para trabajar con seguridad requiere una atención más directa y pública. La Ley sobre la Regulación de las Contribuciones Extranjeras se ha utilizado para bloquear fondos muy necesarios, congelar cuentas bancarias y someter a las ONG a investigaciones, lo que ha creado un efecto amedrentador para la sociedad civil.

Reconocemos que el diálogo sobre derechos humanos entre la UE y la India es una oportunidad para que ambas partes debatan sobre importantes cuestiones de derechos humanos. Sin embargo, el reconocimiento de la labor de las personas defensoras de los derechos humanos y de las comunidades marginadas del país será visible cuando existan resultados tangibles, lo que incluye declaraciones públicas que marquen límites claros en materia de derechos humanos. No hacerlo es una oportunidad perdida y puede servir para alentar aún más a la India a que continuar perpetrando abusos de los derechos humanos con impunidad.

Hacemos un llamado a la UE y a los Estados miembros para que realicen un estrecho seguimiento del diálogo y logren un compromiso de que la India rinda cuentas por el trato que dispensa a las personas defensoras de los derechos humanos en el país. Es necesario condenar enérgicamente la persecución de las personas defensoras mediante el uso de las instituciones nacionales, como las detenciones arbitrarias y el acoso judicial y hay que plantear de forma pública los casos individuales. La UE también debe apoyar a las personas defensoras de los derechos humanos mediante observaciones de juicios y visitas a las personas defensoras que se encuentran en las cárceles. La protección efectiva de las personas defensoras de los derechos humanos requiere el cumplimiento de normas concretas de derechos humanos y la adopción de medidas más allá del diálogo anual sobre derechos humanos entre las partes.

Leer más
statement