La UE preocupada por los derechos humanos en los territorios en disputa de Europa del Este

La UE ha vuelto su atención a la dificultad de garantizar la protección de los derechos humanos en los territorios en disputa de la Europa del Este. En estas áreas, alrededor de 3,5 millones de personas sufren violaciones de sus derechos y una ausencia casi total de acceso efectivo a reparaciones. La FIDH hizo posible un debate estratégico entre los representantes de la sociedad civil, pertenecientes tanto a los Estados de iure como a las entidades de facto, durante un seminario regional celebrado en abril de 2014. Las recomendaciones presentadas en el informe Territorios de Europa del Este en disputa: derechos humanos sacrificados fueron bien acogidas por los representantes de la UE.

La FIDH y su organización miembro, Promo-Lex, que trabaja en favor de los derechos humanos en Moldavia/Transnistria, llevaron a cabo tareas de promoción política, entre las que se incluye una audiencia en el Parlamento Europeo (PE) (en inglés), sobre las cuestiones planteadas por el seminario y el informe de la FIDH. En la audiencia participó la Comisión de Asuntos Exteriores del Parlamento Europeo y la Asamblea Parlamentaria Euronest y debería crear una dinámica que contará con el apoyo de la FIDH. El creciente interés por este asunto quedó demostrado cuando Federica Mogherini, la Alta Representante de la UE para Asuntos Exteriores, se refirió a la "importancia de intensificar los esfuerzos" en relación a Transnistria, en su reunión con el primer ministro moldavo que tuvo lugar tras la ronda de promoción política.

Leer más
impact