PRONUNCIAMIENTO DE LA COALICION INTERNACIONAL DE ORGANIZACIONES PARA LOS DERECHOS HUMANOS EN LAS AMERICAS

En el marco de la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA) que comenzó hoy en Quito, Ecuador, la Coalición Internacional de Organizaciones para los Derechos Humanos en las Américas efectuó, por medio de un pronunciamiento, una serie de recomendaciones a los países miembros de la OEA relacionada con temas prioritarios de derechos humanos. El documento de la Coalición, que consta de seis páginas y está firmado por aproximadamente 58 organizaciones y redes, se refiere además a la estrecha relación que existe entre el flagelo de la corrupción, tema principal de esta Asamblea, y las violaciones de los derechos humanos.

El documento de la Coalición, que consta de seis páginas y está firmado por aproximadamente 58 organizaciones y redes, se refiere además a la estrecha relación que existe entre el flagelo de la corrupción, tema principal de esta Asamblea, y las violaciones de los derechos humanos.

Considerando que el tema principal de la Asamblea es la corrupción, la Coalición solicitó que los Estados miembros de la OEA reconozcan enfáticamente que la impunidad es una forma de corrupción y, en sí misma, una violación de los derechos humanos. "Los Estados Miembros", -dice el documento- "deben asegurar la adopción de un concepto de corrupción que incluya el uso abusivo del poder como fuente de violación de derechos humanos y generador de impunidad." La Coalición y las otras organizaciones firmantes expresan en su pronunciamiento que la corrupción afecta la garantía de los derechos humanos y la vigencia de la democracia. Es por eso que, la defensa y promoción de los derechos humanos es una herramienta esencial para luchar contra la corrupción.

El pronunciamiento de la Coalición recuerda además la obligación que tienen los Estados de la OEA de cumplir con las decisiones y recomendaciones emanadas de los órganos interamericanos de protección de los derechos humanos, como la Comisión y la Corte Interamericana de Derechos Humanos. Y hace también énfasis en la necesidad de que los países de la región ratifiquen e implementen todos los instrumentos internacionales e interamericanos de promoción y defensa de los derechos humanos. Las organizaciones firmantes rechazan asimismo el recorte del presupuesto de la Comisión Interamericana (CIDH) y solicitan que los países reviertan de inmediato esta medida. Solicitan asimismo que la OEA establezca un fondo específico para permitir el acceso de las víctimas de violaciones de derechos humanos al sistema interamericano.
Sobre este tema, la Coalición solicita además que los Estados dicten legislación interna que garantice la protección y promoción del trabajo de los/as defensores/as de derechos humanos.

En lo que respecta a políticas de seguridad y lucha contra el "terrorismo", la Coalición señala la importancia de que el derecho internacional de los derechos humanos, el derecho internacional humanitario y el derecho internacional de los refugiados sean la base de todas las políticas que se adopten en materia de seguridad y lucha contra el "terrorismo" en la región. Y, al respecto, el documento señala que "es fundamental que los Estados no utilicen la concepción de ‘terrorismo’ para hacer frente a conflictos y problemáticas internas, como el narcotráfico o las pandillas juveniles conocidas como ‘maras’ que son de distinta naturaleza y requieren de soluciones también distintas". En cuanto al rol de las Fuerzas Armadas, las organizaciones de derechos humanos recuerdan que es importante que no se les otorgue funciones relacionadas con la seguridad pública y consideran fundamental que se avance en el proceso de democratización de las mismas.

Finalmente, en su pronunciamiento la Coalición se refiere a aspectos relacionados con el principio de la no discriminación. En este sentido, señala que los Estados de la OEA, que aún no lo han hecho, deben ratificar la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer, y considera fundamental que todos los Estados partes de la Convención inicien los pasos necesarios para la plena y efectiva implementación de este instrumento. Asimismo, recomienda enfáticamente que todos los países de la región ratifiquen e implementen la Declaración Americana sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas para asegurar las tierras, territorios, recursos y la libre determinación de los pueblos indígenas. Finalmente, la Coalición reconoce que el racismo sigue siendo un problema fundamental en toda la región y que se debe avanzar en el debate y la adopción de la Convención Interamericana Contra el Racismo.

La Coalición es una red de organizaciones no-gubernamentales dedicada a la promoción y defensa de los derechos humanos en el hemisferio. La Coalición trabaja para un hemisferio con pleno respeto y vigencia de los derechos humanos de forma integral; para el cumplimiento de las obligaciones internacionales de los Estados miembros de la OEA; para asegurar la protección a todas las personas y colectivos sujetos a su jurisdicción; para garantizar la eliminación de la impunidad en todos los casos de violación de derechos humanos; y para afianzar un sistema interamericano de protección de los derechos humanos sólido, accesible, reconocido y aceptado por todos los Estados Miembros de la OEA.

Información de contacto:
Nicholas Galletti
Coordinador de la Coalición Internacional de Organizaciones para los Derechos Humanos en las Américas.

Victoria Amato
Difusión y Prensa
Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL)

Teléfonos en Quito:

Teléfonos en Washington:
Tel: 202-319-3000 ext.22
Fax: 202-319-3019

Leer más
communique