Graves violaciones contra la infancia en Yemen: Carta abierta a Ban Ki Moon

09/06/2016
Carta abierta
en es fa

Como organizaciones que trabajan en la protección de los derechos de la infancia y del personal sanitario en los conflictos armados, nos sorprende su decisión —anunciada el 6 de junio 2016— de retirar la coalición liderada por Arabia Saudita de la "lista de la vergüenza", anexo de su informe anual de 2016 ante el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas sobre la infancia y los conflictos armados, "en espera de una revisión conjunta" de los casos y las cifras que figuran en el texto.

Las pruebas de graves violaciones cometidas contra las niñas y niños en Yemen por parte de la coalición liderada por Arabia Saudita son abrumadoras. El mecanismo de supervisión y presentación de informes de las Naciones Unidas, que opera a varios niveles y recoge, examina y comprueba las informaciones procedentes de todos los organismos pertinentes de las Naciones Unidas que trabajan en un país, ha documentado más de mil casos de niñas y niños muertos o heridos a raíz de ataques aéreos de la coalición liderada por Arabia Saudita en Yemen, así como también decenas de bombardeos contra escuelas y hospitales. La lista se basaba en estas informaciones.

Estas conclusiones se dan en un contexto de violaciones generalizadas del derecho internacional humanitario por parte de las fuerzas de la coalición en Yemen durante todo el año pasado. El grupo de expertos de las Naciones Unidas ha identificado 119 misiones separadas de la coalición consideradas ilegales. Asimismo, varias ONG han documentado más de cincuenta casos de ataques aéreos indiscriminados o desproporcionados contra objetivos civiles, entre otros contra casas, mercados, escuelas, hospitales y clínicas, causando la muerte de cientos de niñas y niños. Si bien las cifras exactas pueden cuestionarse, no existe la menor duda sobre la responsabilidad de la coalición liderada por Arabia Saudita por graves vulneraciones cometidas contra niñas y niños en varios de estos ataques. Además, Arabia Saudita y otros miembros de la coalición no han demostrado la menor voluntad de investigar de manera creíble los supuestos crímenes de guerra, tal como les obliga el derecho humanitario internacional.

Desde su creación por el secretario general en 2002, la "lista de la vergüenza", ha sido una herramienta muy valiosa en los esfuerzos por reducir la violaciones contra la infancia en conflictos armados. Al estigmatizar a los responsables, ya sean Gobiernos o grupos armados no gubernamentales, la lista genera presión sobre las partes implicadas en conflictos armados para cumplir con el derecho internacional. Más de veinte Gobiernos y grupos armados han firmado los planes de acción de las Naciones Unidas y han tomado medidas para poner fin a las vulneraciones cometidas contra las niñas y niños, esperando así ser eliminados de esta lista.
Su decisión de retirar la coalición liderada por Arabia Saudita de la lista —aunque sea temporalmente y esté pendiente de "revisión"— cediendo a las quejas del Gobierno saudí, sienta un precedente perjudicial y resta credibilidad a la misma. Envía un mensaje a las partes implicadas en conflictos armados de que si se ejerce suficiente presión política, se puede obtener su exclusión de la lista mediante la manipulación y eludir el escrutinio y la rendición de cuentas. Por el contrario, su mensaje debería ser que las partes implicadas en un conflicto armado, sin excepción, deben atenerse a las mismas normas y que la única manera de salir de la lista es poner fin a las violaciones contra las niñas y niños.

Si la coalición liderada por Arabia Saudita quiere ser retirada de la lista, debe dejar de matar y mutilar niñas y niños y de realizar ataques aéreos contra escuelas y hospitales en Yemen —violaciones por las que se le incluyó en la lista.

Al capitular ante las demandas de Arabia Saudita, socava la iniciativa denominada Los Derechos Humanos Primero y empaña su legado como defensor de los derechos humanos. Le instamos a que vuelva a incluir a la coalición liderada por Arabia Saudita en la lista del anexo de su informe y a que declare públicamente que se compromete desde su cargo a establecer una lista imparcial, basada en pruebas y no en política. Las niñas y niños cuyas vidas han sido destrozadas en conflictos armados no merecen menos.
Atentamente,

Leer más

  • Co-firmantes

    11.11.11
    Alkarama Foundation
    Amnesty International
    Arias Foundation for Peace and Human Progress
    Article 36
    Center for Public Health and Human Rights, Johns Hopkins Bloomberg School of Public Health
    Child Rights International Network
    Child Soldiers International
    Colombian Campaign to Ban Landmines
    Defenders of Medical Impartiality
    Defense for Children International
    Doctors for Human Rights (UK)
    FOMICRES (Mozambique)
    FundiPau
    Global Justice Center
    Human Rights Agenda Network
    Human Rights Watch
    InterAction
    International Council of Nurses
    International Federation for Human Rights (FIDH)
    International Fellowship of Reconciliation, Austria
    International Health Protection Initiative
    IntraHealth International
    Irish Nurses and Midwives Organisation
    Maternal & Childhealth Advocacy International
    Oxfam
    Physicians for Human Rights
    Protection against armaments
    RISE Pakistan
    Romeo Dallaire Child Soldiers Initiative
    Saferworld
    Terre des Hommes International Federation
    Vision-GRAM International
    War Child International
    World Voices Uganda


Actuar

lettreouverte