14 de febrero de 2008

Pena de muerte: Guatemala a contra corriente!

La Federación Internacional de los Derechos Humanos (FIDH), deplora la aprobación el día 12 de febrero 2008 por el Congreso de Guatemala de la ley de indulto, decreto 6-2008, que hace de nuevo posible tras ocho años de suspensión, las ejecuciones de los reos condenados a la pena de muerte, en violación de la Constitución de Guatemala y del derecho internacional e interamericano de los derechos humanos.

Este decreto contempla en el Artículo 8, la figura del silencio administrativo en sentido negativo al indicar que si transcurren los 30 días para que el Presidente de la Republica se pronuncie sobre la resolución del recurso de gracia, el mismo se tomará como resuelto en sentido negativo, esto constituye una violación al artículo 28 de la Constitución y, al articulo 4.6 de la Convención Americana de Derechos humanos que establece "no se puede aplicar la pena de muerte mientras la solicitud de conmutación de la pena este pendiente de decisión ante autoridad competente"; y demás obligaciones internacionales de derechos humanos del Estado de Guatemala sobre las garantías del debido proceso.

La FIDH considera que la pena de muerte constituye un trato cruel, inhumano y degradante, contrario al derecho a la vida. La FIDH está convencida que la pena capital no es un instrumento adecuado para disminuir el alto nivel de criminalidad que existe en Guatemala. Solamente una verdadera lucha contra la impunidad de los crímenes, tanto recientes como los que fueron cometidos durante el conflicto armado interno como el genocidio, llevará a restablecer un Estado de derecho en el cual los ciudadanos puedan gozar de seguridad.

La reanudación de las ejecuciones en Guatemala entraría en clara contradicción con la tendencia que va hacia una moratoria universal, como lo demostró la reciente resolución adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas, el 18 de diciembre de 2007. La FIDH quisiera recordarle al Estado de Guatemala el compromiso que asumió al pronunciarse a favor de la moratoria.

Por todo lo anterior, la FIDH llama el Presidente de Guatemala, el Sr. Alvaro Colón, a vetar el decreto 6-2008 y a declarar de inmediato una moratoria sobre la pena de muerte y pide a todas las autoridades a que trabajen a favor de una abolición de este castigo.

La FIDH llama igualmente a la Comisión Europea a integrar este asunto en el diálogo político que se desarrolla en las negociaciones del Acuerdo de Asociación con Centroamérica y pide a la Comisión Europea que advierta que la pena de muerte es incompatible con los valores y derechos que se promueven con este tipo de acuerdos por parte de la Unión Europea.
Actualización el 18 de febrero de 2008

En la misma sección

1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8 | 9 | ... | 14

Palabras Claves

Copyright © 2014 - FIDH : Movimiento Mundial de los Derechos Humanos | Arriba | Portada del Sitio | Mapa del Sitio | altospam